Aquí podrás encontrar artículos relacionados con la Estimulación Temprana y el desarrollo neurológico infantil. Sobre la importancia de que el desarrollo sea el adecuado y cómo podemos, a través de la Estimulación, ayudar al niño para que así sea. Cualquier déficit en el desarrollo es susceptible de acarrear desórdenes de atención, relación y comportamiento.

Una vez que surgen este tipo de problemas será necesaria una estimulación más que "temprana", de tipo terapéutico. También podrás leer sobre este tipo de estimulación en este blog. La encontrarás bajo el término de "organización neurológica".

jueves, 29 de enero de 2015

CURARSE EN SALUD: INTEGRACIÓN SENSORIAL EN LOS NIÑOS

Publicado en http://www.sermadridsur.com/noticias/curarse-en-salud-integracion-sensorial-en-los-ninos_30385/
Entrevista a Sara Jorquera

La forma de procesar los estímulos sensoriales del entorno, tiene un gran impacto en nuestras habilidades, sentimientos, pensamientos y acciones. El menor cambio en esa forma de procesar, puede tener un gran impacto en nuestras habilidades académicas, laborales, sociales... Es decir, cuando un niño no procesa correctamente los estímulos sensoriales de su entorno, sus habilidades de desarrollo pueden verse afectadas.



 “La integración sensorial es la capacidad de procesar correctamente los estímulos sensoriales de nuestro entorno, y generar las repuestas adecuadas” explica Sara Jorquera, directora del Centro de Atención Temprana Aytona ‘Jugar y Crecer’.

Es un proceso inconsciente del cerebro, “ocurre sin que haya que pensar en él conscientemente, como por ejemplo la respiración”, y organiza la información que detectan los sentidos. A través de él se da significado a las experiencias clasificando toda la información y seleccionando lo importante. “Como escuchar al profesor e ignorar el resto de los ruidos de la calle” matiza Jorquera que apunta que también “nos permite actuar o responder a la situación que experimentamos de un modo significativo”, lo que se conoce como respuesta adaptada.
 Tal es así que este proceso constituye la base del aprendizaje académico y comportamiento social. Los problemas de procesamiento sensorial, “interpretar correctamente los estímulos sensoriales”, están relacionados con un mal funcionamiento neurológico y en estos trastornos, el cerebro no sabe trabajar de forma funcional.
 El Sistema Nervioso debe organizar todas las sensaciones para que la persona pueda moverse y aprender a comportarse de manera productiva.
 “El cerebro localiza, clasifica y ordena las sensaciones, igual que un agente de tráfico organiza el tráfico en un cruce y cuando las sensaciones fluyen de forma organizada o integrada, el cerebro las utiliza potencialmente para crear percepciones, comportamientos y aprendizaje” señala la directora del Centro de Atención Temprana Aytona ‘Jugar y Crecer’, “cuando el flujo de sensaciones es caótico, la vida puede ser como un embotellamiento de tráfico en hora punta. Eso sí, no hay que olvidar que este agente de tráfico, necesita ser entrenado para poder ejecutar correctamente esta tarea de dirigir, puesto que en caso contrario, puede crear un caos a nivel neurológico, generando respuestas incorrectas, que no se adaptan al entorno”.
 Cuando el niño no tiene las habilidades necesarias para procesar de forma correcta las informaciones que percibe a través de los sentidos, se habla de “problemas en la integración sensorial”; en este caso los niños pueden no saber cómo reaccionar a las situaciones nuevas, porque no saben responder correctamente a los estímulos sensoriales que reciben y esto se ejemplifica en dificultades para aprender a hablar, retrasos psicomotrices, dificultades de aprendizaje, problemas de comportamiento por no saber reaccionar ante las distintas situaciones… “Cuando el niño tiene problemas para interpretar las sensaciones, sus respuestas pueden verse alteradas” concluye Jorquera.

 Más información en www.terapiainfantil.es.