viernes, 19 de julio de 2013

Promover el movimiento para que los niños permanezcan quietos


Mas importante que permanecer quietos en la carpeta, es promover el moivmiento dentro de la escuela.

Lic. Pedro Sánchez V.
Terapeuta ocupacional
Publicado en Red Sensorial

Los niños necesitan aprender a mover sus cuerpos para que puedan ser capaces de permanecer atentos y focalizados para poder aprender. Aunque parezca contradictorio, un niño que tiene actividades de movimiento y uso de su cuerpo tiene mejores posibilidades de aprendizaje. Y añadiendo que el movimiento va de la mano con la exploración sensorial para la interacción con el entorno.

Existe un nervio en el oído interno, el nervio vestíbular que sirve para indicarle al cerebro cual es la posición actual del cuerpo, el nivel de alerta y cuál será la respuesta al movimiento. Y la única forma de activar al nervio vestibular para que realice éste trabajo es mediante el movimiento.

Normalmente, una pequeña cantidad de movimiento, como un estiramiento o giro de la cabeza hacen que el nervio active a los músculos. Cuando los niños van de un lugar a otro y encuentran dificultades para mantenerse quietos, ellos no son conscientes de sus intentos por activar éste nervio de forma adecuada para mejorar su capacidad para mantenerse sentados y prestar atención.

¿Cómo saber si los alumnos del salón de clase están en un estado adecuado de activación vestibular?

Cuando somos forzados a permanecer sentados por grandes períodos de tiempo, podemos encontrarnos en dos estados: El estado adecuado, que significa que nuestros cuerpos pueden soportar el esfuerzo con adecuada atención y postura,y por otro lado, tenemos a un niño con una "necesidad sensorial", lo que le impide atender porque su cuerpo necesita algo que ayude al cerebro a permanecer alerta y poder aprender. El estado "adecuado" no siempre es muy largo para que el niño permanezca sentado sin moverse, a menos que lo que esté sucediendo en el aula sea muy interesante. Los períodos de atención en los niños pequeños realmente es muy corto. La mayoría de los niños necesitan movimiento constante y novedad para lograr su participación activa.

Algunos niños no tienen un nervio vestibular capáz de responder. Si un niño sufre una serie de infecciones al oído, su nervio vestibular no podrá enviar señales a menor cantidad de movimiento. Su sistema vestibular requerirá grandes cantidades de movimiento antes de que pueda enviar información a los músculos para poder sentarse. Al niño le costará sentarse por largos períodos sin que se le permita pararse.

Algunas estrategias para que los profesores mantengan a los niños alertas y focalizados:

Piensa en el movimiento como la "gasolina" del cerebro y que suele "acabarse por completo" en los alumnos con frecuencia. Las transiciones deben siempre estar acompañadas por algún tipo de actividad dirigida de movimiento estructurado como si fuera una clase. Quizás un rápido "Cabeza, hombros, rodillas y pies" con sus respectivos gestos, o colocar alguna música muy rítmica y llevar a la clase a una sesión de ejercicios de calistenia como polichinelas, tocarse los pies o empujar alternadamente con ambas manos. Luego pueden tomar agua y ya serán capaces de mantenerse mas alertas en un mejor estado físico para el aprendizaje. Y los maestros también se sentirán mejor, además!

Si les enseñamos a los niños a identificar cuando su atención está disminuyendo y que necesitan hacer algo para poderlo mejorar, ellos buscarán las herramientas necesarias para poder mantenerse en una zona "sensorialmente adecuada". Podemos brindar ésas herramientas sensoriales.

Aquí algunas de ellas:

a) Un juguete pequeño pero de mucha textura.
b) Chupar un caramelo duro.
c) Estirarse.
d) Ponerse rígido y relajar todos los músculos.
e) Frotar las manos sobre los muslos.
f) Darse un fuerte abrazo a sí mismo.
g) Tomar aire, retenerlo y soltarlo muy lentamente.

Para los niños que necesitan tener algo en la boca para estar tranquilos, se puede colocar un pedacito de manguera añadido al final de su lápiz de forma discreta.

Para hacer un juguete "de mano" de mucha textura podemos tomar un globo "de carnavales", llenarlo de escarcha y goma líquida; entonces anudamos el globo y se formará una especie de cojín que cambie de forma de acuerdo a la presión de la mano.

Si el niño requiere mas intensidad que la que podamos brindarle en su asiento, podemos pedirle que se levante a tomar agua, o hacer una tarea encargada por la maestra (llevar libros a y desde la biblioteca).

En la página hay diferentes artículos sobre actividades diversas; el objetivo no es "cansar" al niño, sino promover que mueva su cuerpo de forma intensa pero con un objetivo específico, para que así madure su proceso de regulación sensorial y pueda organizar su conducta para la realización de tareas académicas que impliquen mayor tiempo sentado.

Gracias por visitar la página.


Para más información,

Aquí podrás encontrar artículos relacionados con la Estimulación Temprana y el desarrollo neurológico infantil. Sobre la importancia de que el desarrollo sea el adecuado y cómo podemos, a través de la Estimulación, ayudar al niño para que así sea. Cualquier déficit en el desarrollo es susceptible de acarrear desórdenes de atención, relación y comportamiento.

Una vez que surgen este tipo de problemas será necesaria una estimulación más que "temprana", de tipo terapéutico. También podrás leer sobre este tipo de estimulación en este blog. La encontrarás bajo el término de "organización neurológica".