Aquí podrás encontrar artículos relacionados con la Estimulación Temprana y el desarrollo neurológico infantil. Sobre la importancia de que el desarrollo sea el adecuado y cómo podemos, a través de la Estimulación, ayudar al niño para que así sea. Cualquier déficit en el desarrollo es susceptible de acarrear desórdenes de atención, relación y comportamiento.
Una vez que surgen este tipo de problemas será necesaria una estimulación más que "temprana", de tipo terapéutico. También podrás leer sobre este tipo de estimulación en este blog. La encontrarás bajo el término de "organización neurológica".


sábado, 2 de febrero de 2013

EL BAJO TONO MUSCULAR Y LOS PROBLEMAS DE ATENCIÓN


Por Rosina Uriarte

En una entrada anterior (http://estimulacionydesarrollo.blogspot.com.es/2009/02/la-hipotonia-esta-en-el-cerebro.html) se trató el tema del tono muscular y cómo éste está regulado por determinadas áreas cerebrales. Motivo por el cual no debe concentrarse toda la atención en los músculos cuando se pretende trabajar un tono muscular inadecuado.

Trabajar por la regulación del tono muscular es de vital importancia para garantizar óptimas condiciones para el aprendizaje escolar.
La hipotonía es un problema que se refleja en los músculos, pero está en el cerebro, que es quien regula el tono de los músculos. Como afecta al estado de alerta del individuo, también afecta a su capacidad de prestar atención pues las áreas cerebrales que controlan el tono muscular también participan en la capacidad de atención.

No nos sirve trabajar uno u otro músculo (las piernas para que camine, la cadera y la espalda para que se siente, el cuello para que sujete la cabeza, luego las manos para que coja bien el lápiz o la boca para que pronuncie bien....). Es necesario trabajar el problema donde está: en el cerebro. Para que no quede ningún músculo afectado pues los movimientos de los músculos oculares (estos músculos realizan los movimientos más finos del cuerpo) son vitales para poder leer y escribir y un niño con hipotonía pueda tener problemas escolares si no puede mover correctamente sus ojos para mantenerlos y seguir la lectura o si no puede prestar una adecuada atención o mantener una adecuada postura en clase (esto también afecta a la atención).
Por esto se debe trabajar cuanto antes el problema de un bajo tono muscular, incluso desde la prevención: antes de que aparezcan las dificultades. Pero no debe plantearse este trabajo con perseguir logros aislados: ahora levanta la cabeza, ahora se sienta... Sino solucionando el problema de raíz, donde está: en el cerebro.

Para que un niño tenga el desarrollo deseado, es necesario que le demos todas las oportunidades para ello: esto significa que hay que tenerle sobre el suelo todo el tiempo posible durante el primer año de vida. Y significa también, que debemos evitar poner al bebé en sillitas, hamacas, tronas, andadores o dentro del parquecito… estos artilugios limitan el movimiento del niño y por consiguiente, limitan su desarrollo (no sólo físico, sino intelectual).
Es importante vigilar que el niño pase por todas las fases del desarrollo de este primer año: primero levantar su cabecita estando tumbado boca abajo, girarse hacia un lado y hacia el otro estando tumbado boca arriba y luego boca abajo, después comenzar a arrastrarse, para llegar a gatear y sentarse solito cuando ya gatee. Y por último, terminar caminando.

Todas estas etapas son necesarias, todas. Por esto ninguna de ellas debe quedarse sin trabajar lo suficiente, pues podrían quedar secuelas.

El desarrollo motor del primer año sienta las bases de todo el aprendizaje posterior. Ocurre a menudo que en los niños con hipotonía el tono muscular débil les impide atravesar fácilmente todas las etapas motoras importantes. Si el desarrollo motor no ha sido el adecuado, siempre se puede recuperar después, pero hay que hacerlo. Hay que trabajar con el niño hasta que no queden retrasos de su hipotonía, independientemente de la edad que tenga.
Para comprender cómo se ha de trabajar en estos casos, debemos conocer mínimamente cómo funciona el sistema nervioso en cuanto al control del tono muscular se refiere. Y qué relación tiene esto con la capacidad de prestar atención.

Toda la información que entra a través de los sentidos es integrada y filtrada por áreas básicas del cerebro que luego la envían a la corteza cerebral. Es esta corteza cerebral la que hace que seamos conscientes de estos estímulos y los podamos valorar para emitir una respuesta (la respuesta es nuestro comportamiento y cómo funcionamos ante cualquier situación dada en cada momento de la vida).
El doctor Harald Blomberg lo explica de esta manera: “La parte central del tronco encefálico está formada principalmente por una intensa red nerviosa llamada el sistema de activación reticular (SAR). Este sistema de neuronas recibe señales desde el sistema visual, auditivo, vestibular, de los músculos, las articulaciones, y los órganos internos (el sentido propioceptivo) y del sentido táctil, transmitiendo la información a la corteza. El efecto de tales señales es estimular la corteza y esto es necesario para mantener la atención y alerta…

… la carencia constante de señales del sentido vestibular, propioceptivo y táctil causa problemas de atención y del estado de alerta, que se puede recuperar rápidamente a través de la estimulación de los movimientos rítmicos.
Blomberg se refiere con “movimientos rítmicos” a los que realizan los bebés de forma natural en su desarrollo motor. El movimiento proporciona la estimulación más importante para el desarrollo cerebral. Estimula y desarrolla las áreas vestibulares encargadas del equilibrio y de la postura corporal, pero que también reciben la información procedente de todos los sentidos salvo el olfato. Sin el sentido vestibular en condiciones, no pueden desarrollarse ni funcionar adecuadamente los demás sentidos.

 Los núcleos vestibulares que reciben señales no sólo del sentido vestibular, sino también de otros sentidos, como el táctil y el kinestésico, son los más importantes para el tono muscular. Si hay una estimulación insuficiente del tronco encefálico proveniente de los sentidos táctil, kinestésico y del sentido vestibular, el resultado puede ser un tono muscular bajo en los músculos extensores del cuerpo.
Por tanto es de crucial importancia que el bebé sea tocado, abrazado, mecido y que se le permita moverse libremente…. La falta de esta estimulación puede provocar que el bebé desarrolle bajo tono muscular y que tenga dificultades para sujetar la cabeza, el pecho y moverse, lo que llevará a una menor estimulación del sentido vestibular, del táctil y del kinestésico provocando un círculo vicioso.

…Muchos de estos niños desarrollarán problemas de atención debido a un mal funcionamiento de la corteza cerebral y serán diagnosticados de ADD (TDA) cuando se hagan mayores.”
Hay diferentes métodos y ejercicios, pero lo importante es trabajar con el objetivo de lograr la maduración cerebral necesaria para solventar las dificultades del niño de una forma eficaz y definitiva.

Como ya se ha explicado, esta forma de trabajar no puede consistir en buscar logros aislados y que difícilmente pueden darse plenamente si no cuenta el niño con los requisitos previos que necesita para conseguir cada uno de esos logros. Es necesario un trabajo de base, para la maduración global del niño.
Cuando fallan las bases, tenemos que realizar un trabajo básico (“de base”). Dando al niño los estímulos más fundamentales, los primeros… los “básicos”, que desarrollan las áreas más primitivas del cerebro y sin cuya maduración no puede lograrse la maduración de áreas más sofisticadas.

De esta estimulación básica y primera dependen funciones como la regulación del tono muscular o la atención. Se trata de la estimulación propioceptiva y la estimulación vestibular.
Estimulación propioceptiva se refiere a lo relacionado con la información que entra por los músculos, las articulaciones, tendones... Podemos dársela al niño con masajes profundos (no ligeros), abrazos de oso, lucha corporal sobre el suelo, achuchándole, haciéndole cosquillas... Esta estimulación da al cerebro información desde el cuerpo y ayuda al niño a ser más consciente de éste y poder crear mejor su propio “mapa corporal” o “esquema corporal”. La estimulación propioceptiva es vital para que el cerebro pueda controlar el tono muscular y pueda enviar las órdenes correctas al cuerpo para que se mueva y utilice cada miembro correctamente, con los movimientos precisos o la fuerza necesaria en cada momento.

Estimulación vestibular es la relacionada con el movimiento del cuerpo en el espacio (este movimiento debe incluir la cabeza pues las áreas vestibulares están en el oído interno). Esta estimulación se logra moviendo al niño en todas las direcciones del espacio por medio de mecimientos, columpios, toboganes, camas elásticas, hamacas, mecedoras, pelotas de pilates... Esto significa que lo movamos hacia arriba y hacia abajo (botando en la pelota por ejemplo, o ayudándole a saltar en una camita elástica), hacia ambos lados (en la pelota o meciéndole sobre una manta entre dos adultos), hacia delante y hacia atrás (pelota o columpio), en círculos (sobre la pelota, sobre una manta, en brazos, en una silla giratoria..., rodar sobre sí mismo tumbado (croquetas).
Éstas son algunas ideas que pueden utilizarse para jugar con el niño y apoyar su maduración. Como en toda estimulación que pretendamos sea efectiva, debemos tener en cuenta unas reglas de oro: las actividades han de ser diarias, repetidas (debemos repetir cada movimiento varias), intensas (el niño debe notar la estimulación, cuanta más intensidad mayor es el efecto, pero siempre ha de cuidarse de que el niño se sienta bien, que disfrute de la actividad, que ésta jamás cree incomodidad, miedo o nerviosismo en el niño) y que es necesaria la constancia (la estimulación además de ser diaria, debe mantenerse en el tiempo… semanas, meses… el tiempo que sea necesario).

El tipo de estimulación que acabo de sugerir es beneficiosa para todos los niños en general. Puede beneficiar especialmente a niños con bajo tono muscular y problemas de atención, pero no sustituyen un método o terapia guiada y controlada por un profesional experto. Mi consejo ante un hijo por el que nos sentimos preocupados, es siempre acudir a un profesional con conocimientos y experiencia en el desarrollo infantil.
Como decía antes, existen varios métodos, la TMR es uno de ellos. El doctor Harald Blomberg es el creador de la terapia de movimiento rítmico (TMR). La TMR lleva ya años realizándose en España y en otros países y está mostrando ser efectiva en muchos casos de bajo tono muscular y déficit de atención.

Acaba de salir publicado el libro de Blomberg sobre la TMR. Para informarte, consulta la página oficial del método en nuestro país (desde la misma también puedes encargar el libro): http://www.reflejosprimitivos.es/

13 comentarios:

BEATRIZ G. LUNA dijo...

Hola Rosina,

Me parece genial tu artículo, muy completo y oportuno. Tengo la suerte de poder trabajar en estimulación temprana con bebés 0-3 y en mis clases hago mucho hincapié en el movimiento y la sensorialidad. Es impresionante el cambio que experimentan muchos niños cuando reciben la estimulación adecuada: no sólo rellenan los huecos que les quedaron o que no consiguen realizar (arrastre, gateo) sino que su capacidad de atención y respuesta mejora enormemente.

Creo que trabajar en edades tempranas es fundamental para prevenir dificultades y para asegurar un correcto desarrollo neurológico que permita a los niños una competencia física, emocional, cognitiva y social más adelante.

Te mando un abrazo,
Beatriz

Rosina Uriarte dijo...

Muchas grqacias por tu aportación, Beatriz.
Como bien dices, tenemos una responsabilidad en este trabajo, pero es realmente una suerte también.
Saludos,
Rosina

Anónimo dijo...

Me ha encantado tu artículo.
Es tal el desconocimiento que existe sobre la importancia del tono muscular que, con frecuencia, los padres pensamos que es un asunto que solo afecta a la postura, a que el niño parezca algo desgarbado y nada mas.
Pero realmente un tono muscular pobre es inidicativo de una deficiente maduración neurológica y por lo tanto va a repercutir en todas las facetas incluida la atención y el aprendizaje.
Como tu muy bién explicas la solución tiene que ir dirigida al origen de esa falta de maduración, no tan solo a entrenar un determinado grupo muscular.
Un abrazo,
Carmen

Rosina Uriarte dijo...

Hola Carmen,
gracias por apoyar la información del artículo con tu comentario.
La verdad es que este problema afecta a muchos niños, pero como bien dices, pocos son conscientes de su existencia siquiera.
Un abrazo,
Rosina

Anónimo dijo...

Mi hijo tiene hipotonía y falta de concentración, creo que debido a que fue mi primer hijo y lo protrgía demasiado, el ya tiene 4 años y el tema me complica, en estos meses he logrado que enfrente miedos y trabaje su cuerpo.. Pero no tengo problemas con su aprendizaje (aprende rápido, pero se desconcentra al tiro)
Qué me aconsejan?
Saludos

Rosina Uriarte dijo...

Por favor lee el artículo y busca un profesional entre los enlaces de este mismo blog.
Si vives fuera de España, consulta los datos de tu país en este otro enlace:

http://alternativasotrospaises.blogspot.com.es/

Saludos,
Rosina

Anónimo dijo...

Hola Rosina,

Gracias por este articulo, es SUPER interesante!

Tengo una niña de 11 meses, tiene la musculatura con un tono bajo y es hiperlaxa pesar de que ella se volteaba con 3 meses, se sentaba sin apoyo con seis meses y medio, desde 8 meses y medio empezó a arrastrarse... Ahora estoy haciendo todo (fisioterapia, estimalacion sensorial) para subirle el tono. Mi pregunta es se recuperará con estimulacioes adecuadas? O siempre será hiperlaxa con tono bajo musculares que una persona normal? Muchas gracias!

Un saludo,

Rosa

Rosina Uriarte dijo...

Hola Rosa,
yo no puedo contestar a preguntas relacionadas con la evolución de la niña. Primero porque no soy terapeuta y segundo porque no conozco el caso ni sé bien qué tipo de estimulación estáis llevando a cabo.
Pero para garantizar que todo irá lo mejor posible es importante hacer un trabajo diario (DIARIO) durante mucho tiempo para lograr que las áreas cerebrales encargadas de la regulación del tono muscular maduren lo suficiente para hacer bien su trabajo.
La fisioterapia no tiene este objetivo y tampoco suele tenerlo la estimulación sensorial (toda estimulación es sensorial, pero no es suficiente con aplicar cualquiera de ellas pues solamente determinados tipos de estimulación incidirán de forma directa en las áreas cerebrales que nos interesan).
Es una gran noticia que tu niña esté atravesando las etapas del desarrollo motor del primer año. Ahora necesita gatear durante un tiempo pues todo esto será importante también para su tono muscular.
Pero si éste sigue presente, debes buscar una terapia concreta como la TMR (Terapia de Movimiento Rítmico).
Si no tienes acceso a la TMR, infórmate también sobre la Integración Sensorial.
Saludos,
Rosina

Rosina Uriarte dijo...

Y por favor ten en cuenta las recomendaciones de este artículo pues los padres podemos hacer mucho por ayudar a los niños a modo de juego. Siempre que lo hagamos todos los días con constancia puede tener los efectos de una terapia.
Saludos de nuevo,
Rosina

Celia MV. dijo...

interesante artículo para comentar con los padres de los niños de educación infantil.
grazas por compartir!

Rosina Uriarte dijo...

gracias a ti por dejar tu comentario.
Saludos,
Rosina

Anónimo dijo...

Hola Rosina, en Querétaro, México, sabes de alguien que maneje la terapia de movimiento rítmico?

Mil gracias... tu información me ha ayudado a identificar el posible problema de raíz de mi hijo de cuatro años... es prematuro y ha recibido mucha terapia pero su tono muscular es muy bajo...

Saludos

montsua100 dijo...

Hola Rosina, en Querétaro, México, sabes de alguien que maneje la terapia de movimiento rítmico?

Mil gracias... tu información me ha ayudado a identificar el posible problema de raíz de mi hijo de cuatro años... es prematuro y ha recibido mucha terapia pero su tono muscular es muy bajo...

Saludos

 
eXTReMe Tracker