Aquí podrás encontrar artículos relacionados con la Estimulación Temprana y el desarrollo neurológico infantil. Sobre la importancia de que el desarrollo sea el adecuado y cómo podemos, a través de la Estimulación, ayudar al niño para que así sea. Cualquier déficit en el desarrollo es susceptible de acarrear desórdenes de atención, relación y comportamiento.
Una vez que surgen este tipo de problemas será necesaria una estimulación más que "temprana", de tipo terapéutico. También podrás leer sobre este tipo de estimulación en este blog. La encontrarás bajo el término de "organización neurológica".


domingo, 25 de marzo de 2012

PRÁCTICAS DESACONSEJADAS: SENTAR AL BEBÉ


Publicado en JUGANDO EN FAMILIA

En condiciones normales el bebé aprende a sentarse por sí solo y a gatear casi al mismo tiempo (entre los 8-10 meses). Que uno sea antes o después que el otro no es importante, aunque ambas ocurren después de que éste sepa girarse de boca arriba a boca abajo (y viceversa); algunos también se arrastran o al menos giran sobre su ombligo (como si describiesen un círculo en el suelo).


¿Y cuáles son esas “condiciones normales” que hacen que nuestro bebé desarrolle su motricidad de forma fisiológica y armónica? Según la pediatra húngara Emmi Pikler: dejarles una completa libertad de movimiento, al cual queda asegurada por: ropa adecuada, espacio suficiente, ausencia de adiestramiento por parte del adulto y de prohibiciones y/o limitaciones(siempre que no supongan un peligro real para su integridad física).

No es lo mismo sentar al bebé a que éste se siente por sí solo. La práctica común entre los padres es sentarlo (cuando aún no lo hace por sí solo) apoyado en el sofá o rodeado de cojines para que no se vuelque. Su espalda sufre al estar colocado en una posición que su musculatura dorsal no puede soportar; es obligado a estar en una postura que no ha alcanzado por su propia voluntad y evolución por lo que su movilidad se encuentra reducida; necesita de la intervención de un adulto ya que se encuentra "clavado en un sitio", inmovilizado, reducido a una misma postura.

Erróneamente podemos pensar que para que un bebé aprenda a sentarse es necesario que lo sentemos. Nada más lejos de la realidad. Éste aprende a hacerlo por sí mismo si le dejamos la mayor parte de su tiempo sobre una superficie amplia (un suelo acolchado, por ejemplo), tendido boca arriba, con algunos juguetes interesantes a su alrededor: practicará infinidad de movimientos hasta ser capaz de voltearse, rodar, arrastrarse, sentarse, gatear, ponerse de pie y andar. Y entre cada uno de estos hitos necesitará ejercitar otra infinidad de movimientos que sólo serán posibles si se lo permitimos, si no lo colocamos en posturas inestables, si no limitamos su movilidad a espacios reducidos como hamaquitas, carritos de paseo, parquecitos, taca-tacas.
Entradas relacionadas:

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante, la verdad es que es un error muy común, pues falta la información suficiente. Las dos reglas de oro de la crianza deberían ser algo asi como: "No colocar nunca al niño en una postura que no sea capaz de adoptar por si mismo" y "permanecer la mayoría del tiempo en un espacio ámplio en el que tenga libertad de movimientos (el suelo)". Con estas dos reglas tan sencillas está resuelta el 90% de la estimulación que necesita un niño sano.
Eso sí las tiendas de puericultura se arruinarín poque no venderían ninguno de los artilugios que parecen pensados para entorpecer el desarrollo infantil (hamaquita, sillón ergonómico, parque, taca-taca...)
Un abrazo,
Carmen

Montse y Lidia dijo...

Tienes toda la razón, esas son las dos reglas de oro para garantizar el adecuado y sano desarrollo global (y no sólo motriz) del bebé.
También creo que no se hace por desconocimiento y por el buen marketing de las empresas que venden todos estos artiulugios pensados para "facilitarla vida de los padres".
Montse Reyes

Rosina Uriarte dijo...

Gracias a las dos por vuestros comentarios y aportaciones.
Y sobre todo, Montse y Lidia, gracias por el artículo!
Un abrazo,
Rosina

Patricia Gallardo. dijo...

Aiii, si los padres y educadores comprendieran eso!!! Yo lo estoy viviendo ahora con un familiar y es tan difícil cambiar las pautas de crianza que se llevan haciendo toda la vida porque sí...
El respeto al desarrollo natural del bebé es básico para su desarrollo, pero creo que hay un desconocimiento enorme en nuestra cultura sobre "lo natural", rodeados como estamos de inventos tecnológicos que los niños no necesitan.
Un saludo,
Patricia.
http://infanciayotrascosas.blogspot.com.es/

Rosina Uriarte dijo...

Así es, Patricia.
Gracias por tu comentario.
Muy bueno tu blog.
Saludos,
Rosina

Auxiliar de Pediatría dijo...

Muy buen aporte. El adecuado crecimiento de recién nacidos y niños es una prioridad del sistema sanitario. Por tal motivo, esta área ofrece muchas oportunidades a profesionales altamente capacitados

Christina Azul dijo...

Olá!!!
Gostei muito do seu cantinho!!!
Beijos!!!

Montse y Lidia dijo...

Hola Rosina y público. Quería adjuntaros el enlace de una entrada que sería continuación de ésta, por si os interesa. Se llama "Cómo aprende un bebé a sentarse... por sí mismo". Espero os guste, un abrazo.
Montserrat Reyes

http://jugandoenfamilia.blogspot.com.es/2012/04/como-aprende-un-bebe-sentarse.html

Rosina Uriarte dijo...

Hola Montse,
muchísimas gracias por el enlace.
Ya he leído el libro de Pikler. Es fantástico!
Un abrazo,
Rosina

Gabriela Eugenia dijo...

¡Que valiosos consejos, para aprender a manipular al bebé, con todo el cuidado y el amor que necesita y al mismo tiempo, lograr estimular sus pequeños musculitos en formación.!

Rosina Uriarte dijo...

Hola Gabriela,
gracias por tu comentario.
Saludos,
Rosina

 
eXTReMe Tracker