miércoles, 5 de agosto de 2009

MÁS SOBRE LA INTEGRACIÓN SENSORIAL



Aquí os dejo dos artículos muy básicos sobre la Integración Sensorial.
El primero, de nuestra terapeuta especialista Bárbara Viader Vidal, y el segundo de Juliana Gutiérrez Faccini.


INTEGRACIÓN SENSORIAL

Por Bárbara Viader Vidal
Han tenido un día de esos en que su hijo esta inusualmente hiperactivo o sus pataletas se han incrementado? O han tenido que limpiarlos todo el día porque se han untado de todo? Han sentido que se aíslan más de lo normal y no toleran ciertos estímulos? Podríamos estar frente a un desorden de integración sensorial.
Para entender un poco mejor como funciona esta dificultad para procesar los estímulos sensoriales la terapeuta Bárbara Viader en su artículo nos propone el siguiente ejercicio:
Relajaros e intentad imaginar lo siguiente:
- Encended la radio y no sintonicéis ninguna emisora; mantenedla en un ruido estático y subid el volumen.
- Pedid a alguien que encienda y apague repetidamente las luces cuando el quiera.
- Sentaros en una silla rota (que tenga una pata más corta que las otras), y apoyaros en una mesa que también baile (imaginad una de las que están en los restaurantes y que nos hacen sentir muy incómodos).
- Ahora poneros un jersey apretado y áspero, en lugar de una camiseta cómoda; poneros también unos calcetines al revés, y unos zapatos un número máspequeño.
- Llenad un plato con queso rallado, abrir una lata de sardinas y poned la comida del gato encima de la mesa.
- Con todo esto en juego, o sólo con un par; coged un libro, abridlo e intentad aprender alguna cosa…
- Intentad mantener la calma, no os pongáis nerviosos y prestad atención a alguna persona que os intente explicar alguna cosa…
¿Después de realizar este ejercicio, resulta mucho más sencillo, entender por qué los problemas de procesamiento sensorial interfieren en el aprendizaje y el comportamiento de los niños?
Nosotros tenemos cinco sistemas sensoriales que conocemos muy bien: gusto, olfato, oído, tacto y vista. Es por eso que hay niños que presentan reacción exagerada a sólo algunos de los sistemas sensoriales, o no presentan ninguna reacción. Podemos encontrar niños que se alteren mucho con el sonido, o que no toleren el tacto, y en cambio sean capaces de asimilar sin problemas el restode estímulos.
Los tres sistemas sensoriales más inconscientes son:
- VESTIBULAR: Se encarga de procesar la información sobre el movimiento, la gravedad y el equilibrio, percibida a través del oído interno.
- PROPIOCEPTIVO: Procesa la información sobre la posición que ocupa el cuerpo y sus partes en el espacio; y se percibe a través de los músculos, articulaciones y tendones.
- TACTO: Son las sensaciones táctiles percibidas a través de la piel, que tienen un gran impacto sobre nuestros sentimientos y emociones.
Signos de dificultad en la integración sensorial.
A continuación detallamos algunos signos que nos pueden indicar un mal funcionamiento en la integración sensorial. Si observáis algunas de estas características en vuestros hijos, podemos pensar que el niño tiene dificultades para procesar la información sensorial que recibe de su entorno:
I – Hipersensibilidad al tacto, al movimiento, a los olores o al sonido (le molesta que lo acaricien, que 10 peinen, que le laven la cara, … No le gustan ciertas texturas de algunos muñecos, no les gusta ir con manga larga...)
2- Hiperactividad a la estimulación sensorial (el ruido de un globo al estallar no les afecta, les gusta darse golpes de cabeza contra superficies duras, …)
3 – Nivel de actividad superior o inferior a lo normal.
4 - Problemas de coordinación en la motricidad fina o gruesa.
5 – Retrasos en el lenguaje.
6 – Mala organización (impulsivo, distraído, no tolera las fustraciones cuando aprende cosas nuevas…)
7 – Baja autoestima (se creen que las cosas son más difíciles para ellos que para los otros niños. A veces parecen niños perezosos, aunque no lo son).
¿La estimulación sensorial les puede ayudar?
La estimulación sensorial proporciona a nuestros hijos un espacio que les permite interactuar de forma natural con una serie de materiales específicos, facilitándoles la difícil tarea de organizar toda la información dentro del cerebro. La intervención se basa en el juego dirigido por el terapeuta, pero proporcionado por el mismo niño para que se autocontrole.
Cuando vuestro hijo juega, lo hace porque es lo que más le gusta y es lo que le toca hacer: Incluso podríamos decir que es su obligación principal, ya que para poderse hacer mayor y maduro, necesita haber jugado mucho y haber experimentado con todo aquello que le haya pasado por las manos. Pero con la estimulación sensorial se le proporcionan al niño oportunidades de juego mediante una técnica específica para organizar toda la información en su cerebro, creando una buena base neurológica que permitirá conseguir los niveles de desarrollo deseados.
Las primeras etapas de la infancia son las más importantes para el desarrollo de vuestro hijo. Esto se debe a la gran capacidad que tiene su cerebro para absorber como una esponja toda la información de su entorno. Durante estos primeros años de vida, todas las experiencias que viva el niño se transformarán en nuevas habilidades y conocimientos y facilitarán su desarrollo a todos los niveles, tanto motriz como sensorial y comportamental.
Es preciso aprovechar estos primeros años de vida para proporcionar a los niños un entorno agradable, con una gran riqueza de juegos explorativos, manipulativos,creativos… La base neurológica que se cree durante la infancia será la encargada de marcar el hilo conductor del futuro desarrollo de vuestro hijo.
Bárbara Viader Vidal
Directora y terapeuta del Centre d’Estimulació Infantil, Terapia de Integración Sensorial
Universidad Autónoma de Barcelona




LA INTEGRACIÓN SENSORIAL

Publicado en Los Niños en su Casa
Por Juliana Gutiérrez Faccini
La integración sensorial es un proceso neurológico en el que el sistema nervioso central recibe información que proviene del cuerpo (sonidos, luz, objetos, texturas, etc.), la organiza, la integra con otros estimulantes y produce una respuesta apropiada a cada sensación, permitiendo así la recuperación efectiva de una variedad de ocupaciones. Nuestros sistemas sensoriales (táctil, auditivo, visual, propioceptivo y vestibular) son los encargados de transmitir estas sensaciones al sistema nervioso central. La interacción constante de un individuo con su medio ambiente crece en complejidad creando una base sobre la cual se desarrollan nuevas destrezas de desarrollo (motoras, cognitivas, social-emocionales, de interacción, sociales, etc.).
Cuando el sistema nervioso central no registra información, la registra de manera desproporcionada (híper-respuesta) o no puede discriminarla, altera nuestra capacidad de responder efectivamente a la actividad que afecta nuestras destrezas, como vestirse, comer, escribir, participar en clases, auto-regular emociones, relacionarse con otros niños, hablar y coordinar movimientos entre otras.
Importancia de la identificación temprana
Lo importante es identificar si los problemas que se están presentando en el niño están afectando su capacidad de aprender o desarrollarse. En ese momento es importante buscar ayuda para poder identificar cuáles son los aspectos que están limitando el progreso del niño y proporcionar el apoyo que él o ella necesita.
Si el niño no recibe ayuda a tiempo, esto con frecuencia puede afectar su autoestima, o los niños tienden a retirarse y aislarse del ambiente que los rodea, o tienden a desarrollar otras maneras de ganar control. Podrían desarrollar una conducta desajustada – una conducta de oposición o agresiva.
Señales de problemas de integración sensorial
El niño puede presentar uno o varios de los siguientes comportamientos:
- Dificultad para autorregularse o calmarse
- Irritabilidad
- Incapacidad para mantener patrones regulares de sonidos
- Problemas para comer
- Demoras en el lenguaje
- Él/ella evita nuevas situaciones o ambientes
- Tiene una exploración limitada del ambiente que los rodea o de otros objetos
- Tiene dificultad para manipular objetos
- Tiene dificultad para establecer nuevas relaciones sociales
- Es torpe
- Incapacidad para mantener sus pertenencias organizadas
- Problemas para prestar atención
- Sensibilidad a sonidos o texturas
- Rudeza
- Tendencia a trabajar con los mismos juguetes
- Es extremadamente aventurero o no tiene sentido del peligro
- Se mantiene en constante movimiento aunque esté sentado (en un escritorio o mesa)
- Evita lugares altos, patios de recreo, jugar en la arena o evita ensuciar las manos
- Problemas para escribir y sostener un lápiz
- Demuestra una tendencia marcada para recostarse sobre escritorios
Diagnóstico
Un niño es diagnosticado a través de una evaluación realizada con una terapeuta ocupacional que se especializa en integración sensorial. Usamos cuestionarios para los padres, observaciones clínicas estructuradas que son especializadas. También existe una prueba llamada SIPT para niños entre las edades de 4 a 6 años.
Venciendo los retos de la integración sensorial
Los niños pueden aprender a integrar información cuando reciben una intervención especializada que ha identificado el problema específicamente, de tal forma que ellos puedan responder de manera adaptativa a las exigencias de su ambiente.
Sin embargo, es importante saber que muchos de nosotros hemos presentado nuestras propias características y problemas, pero hemos sabido responder a las exigencias de nuestro ambiente. Si usted sospecha que su niño tiene un problema de integración sensorial o cualquier otro problema, es importante referirlos a una terapeuta ocupacional especializada en integración sensorial para que les haga una evaluación.
Juliana Gutiérrez Faccini
Terapeuta ocupacional



Para más información,






Aquí podrás encontrar artículos relacionados con la Estimulación Temprana y el desarrollo neurológico infantil. Sobre la importancia de que el desarrollo sea el adecuado y cómo podemos, a través de la Estimulación, ayudar al niño para que así sea. Cualquier déficit en el desarrollo es susceptible de acarrear desórdenes de atención, relación y comportamiento.

Una vez que surgen este tipo de problemas será necesaria una estimulación más que "temprana", de tipo terapéutico. También podrás leer sobre este tipo de estimulación en este blog. La encontrarás bajo el término de "organización neurológica".