Aquí podrás encontrar artículos relacionados con la Estimulación Temprana y el desarrollo neurológico infantil. Sobre la importancia de que el desarrollo sea el adecuado y cómo podemos, a través de la Estimulación, ayudar al niño para que así sea. Cualquier déficit en el desarrollo es susceptible de acarrear desórdenes de atención, relación y comportamiento.

Una vez que surgen este tipo de problemas será necesaria una estimulación más que "temprana", de tipo terapéutico. También podrás leer sobre este tipo de estimulación en este blog. La encontrarás bajo el término de "organización neurológica".

miércoles, 27 de mayo de 2009

RELACIÓN ENTRE VISIÓN Y APRENDIZAJE

En esta entrada publico dos artículos de Rosa M. García Hdez, optometrista comportamental y del desarrollo. Rosa tiene su propia página, Explorando el mundo de la visión, y acaba de estrenar un blog La visión y el aprendizaje, al cual pertenecen estos artículos.

Relación entre visión y aprendizaje


La visión está muy relacionada con el proceso de aprendizaje.

El 80% de la información del entorno que llega a nuestro cerebro, lo hace a través de la VISIÓN.

El 100% de las tareas que los niños y las niñas hacen en el colegio son VISUALES.

En el proceso de aprendizaje están implicadas una serie de habilidades puramente visuales y unas habilidades perceptuales básicas que los niños y niñas deben tener completamente desarrolladas al comenzar la etapa escolar (a los 6 años), para permitir así, el desarrollo del resto de las habilidades perceptuales más complejas en dicha etapa.

Si algo interfiere en dicho desarrollo, el proceso de aprendizaje sufre una alteración. El niño o la niña aprende unas estrategias para compensar su problema visual frente a las demandas exigidas en el colegio, hasta que el nivel escolar o académico es tal alto para él o ella, que sus estrategias son insuficientes y surge el llamado FRACASO ESCOLAR o PROBLEMAS DE APRENDIZAJE.

Mediante la Terapia Visual se le puede estimular su visión para eliminar esas estrategias, cambiándolas por correctos esquemas que le valgan para toda su vida. Al conseguir mejorar estas habilidades visuales y perceptuales, el niño o la niña tendrán un aprendizaje más fluido y le costará menos esfuerzo aprender; le llegará incluso a gustar leer, hacer operaciones matemáticas, etc. En definitiva, hacer los deberes, que cada día, suponen una lucha constante. Por tanto, su comportamiento general, tanto en casa como en el colegio, mejorará enormemente.


El niño piensa que como él ve, ven todos los demás


El niño piensa que como él ve, ven todos los demás, por tanto, ÉL NUNCA SE VA A QUEJAR.
Muchas veces el niño o la niña son denominados “vagos” o “no tan listos” porque no alcanzan el nivel de sus compañeros; no les gusta leer, no paran quietos en la silla, son desobedientes, son rebeldes…; cuando realmente lo que les ocurre es que NO PUEDEN ALCANZAR ESE NIVEL.

Puede haber algo por detrás, que no se ve a simple vista y que les impide hacer lo que se les pide; y por tanto, que esté provocando ese comportamiento.

En muchas ocasiones cuando unos padres dicen que su hijo o hija "ve bien", en realidad a lo que se refiere es a que ve un 100% de Agudeza Visual, es decir, a que ve claras las letras de un texto o a que puede ver la pizarra o la televisión sin acercarse.

Pero,

- si vuestro hijo o hija sufre dolores de cabeza y no aguanta más de 15 minutos delante de sus deberes,

- si no puede leer un libro durante más de media hora seguida,

- si los libros de texto con muchas palabras y pocas imágenes le agobian,

- si vuestro hijo tiene problemas para sacar la idea principal de un texto,

- si cuando cambia el planteamiento de un problema, ya no lo entiende,

- si evita hacer cualquier tipo de cálculo matemático,

- si no podéis llevar al niño al cine porque es incapaz de mantenerse sentado en una silla durante más de media hora,

- si es sucio en sus trabajos del colegio,

- si tiene problemas para organizar su tiempo,

- si es mejor en los exámenes orales que escritos,

- si en casa parece saberse perfectamente la lección y luego no aprueba los exámenes,

- si se tropieza con las puertas o las sillas y pensáis que en general es torpe...

... pensad que todos estos motivos, y muchos más, pueden ser indicativos de un problema de visión. Aunque la Agudeza Visual sea del 100%, sus ojos estén sanos, y aparentemente creáis que el niño o la niña ven bien, ALGO FALLA; y esto no puede detectarse con una simple medida de Agudeza Visual y no se soluciona con unas simples gafas o lentillas para ver más claro.

La evaluación visual debe de ser más completa para encontrar la raíz del problema. Y el tratamiento también debe de serlo, para conseguir eliminar esos síntomas desde la base que los causa.

Desde la Terapia Visual se puede ayudar a ese niño o esa niña, enseñándoles cómo tiene que ver o percibir, desarrollando ciertas habilidades visuales que no se desarrollaron en su momento.


Para más información,