Aquí podrás encontrar artículos relacionados con la Estimulación Temprana y el desarrollo neurológico infantil. Sobre la importancia de que el desarrollo sea el adecuado y cómo podemos, a través de la Estimulación, ayudar al niño para que así sea. Cualquier déficit en el desarrollo es susceptible de acarrear desórdenes de atención, relación y comportamiento.

Una vez que surgen este tipo de problemas será necesaria una estimulación más que "temprana", de tipo terapéutico. También podrás leer sobre este tipo de estimulación en este blog. La encontrarás bajo el término de "organización neurológica".

lunes, 2 de marzo de 2009

EL PESO DETERMINA EL FUTURO DESARROLLO COGNITIVO DE LOS NIÑOS MUY PREMATUROS

El peso determina el futuro desarrollo cognitivo de los niños muy prematuros, según un estudio de la Ual

Publicado en www.teleprensa.es

ALMERÍA.- Investigadores del Departamento de Neurociencia y Ciencias de la Salud de la Universidad de Almería y del Hospital Torrecárdenas están realizado una evaluación de las características físicas y neuropsicológicas de niños nacidos con menos de 32 semanas de gestación o que presentaron un peso inferior a 1.500 gramos al nacer –muy prematuros–. El objetivo principal de este proyecto, coordinado por Mª Dolores Roldán Tapia, de la UAL, es definir con precisión el origen del daño cerebral, que permitirá estimular de forma precoz el área afectada con el fin de conseguir un adecuado desarrollo cognitivo y motriz del individuo.

Las diferencias que se aprecian con mayor frecuencia entre los prematuros y los gestados normalmente durante nueve meses, se reflejan principalmente a nivel visoperceptivo, de memoria y movimiento que, posteriormente, se traducirán en una dificultad para el aprendizaje y la orientación espacial. Para ello se están estudiando las dificultades que poseen estos niños en su rendimiento cognitivo y en el desarrollo de las tareas perceptivas y ejecutivas.

Para el desarrollo de este estudio se está trabajando con una muestra poblacional constituida por 35 niños muy prematuros y, en igual número, por niños sanos, todos ellos nacidos entre el año 2000 y 2001 cuyos padres aprobaron su participación. Se ha cuidado con especial atención que tanto los niños como sus progenitores posean niveles educativos y sociales similares, ya que la estimulación que reciben en las primeras etapas de su vida influye de forma determinante en su posterior desarrollo.

Los resultados obtenidos hasta el momento apuntan que la variable determinante para la existencia de un daño cerebral de tipo reversible o irreversible es el peso que presenta el sujeto al nacer, por encima del tiempo de gestación. Los expertos afirman que una estimulación precoz del sistema nervioso central del individuo, desde su nacimiento hasta su completo desarrollo cognitivo a la edad de 16 años, en fetos que nacen con un peso superior a 1.500 gramos o muy prematuros, alcanzarán idóneos niveles de desarrollo cognitivo. Sin embargo, en niños que nacen con un peso inferior a 1.500 gramos para conseguir una adecuada madurez cerebral debe continuarse con esta estimulación durante todo su desarrollo.

Como complemento a este estudio, los investigadores almerienses están desarrollando un estudio epidemiológico en el que se trata de definir el porcentaje de niños muy prematuros que presentan deficiencia cerebral respecto al total de sujetos nacidos bajo las mismas características entre el periodo 2000-2001. Este estudio está financiado por la Fundación para la Investigación Biosanitaria de Andalucía Oriental-Alejandro Otero (FIBAO). Y a su vez, en colaboración con la Universidad de Granada, los expertos están desarrollando otra línea que trata de determinar la relación existente entre el déficit visoperceptivo y el nivel de razonamiento en niños muy prematuros.

En un futuro próximo, el equipo investigador de la Universidad de Almería pretende ampliar sus estudios incluyendo otras variables que pueden incidir de forma notoria en el desarrollo cerebral de los niños muy prematuros, como por ejemplo la diferencia manifestada a nivel cerebral entre bebés gestados en partos múltiples naturales e inducidos por técnicas artificiales, o la interacción entre prematuridad y malnutrición.


Para más información,