Aquí podrás encontrar artículos relacionados con la Estimulación Temprana y el desarrollo neurológico infantil. Sobre la importancia de que el desarrollo sea el adecuado y cómo podemos, a través de la Estimulación, ayudar al niño para que así sea. Cualquier déficit en el desarrollo es susceptible de acarrear desórdenes de atención, relación y comportamiento.

Una vez que surgen este tipo de problemas será necesaria una estimulación más que "temprana", de tipo terapéutico. También podrás leer sobre este tipo de estimulación en este blog. La encontrarás bajo el término de "organización neurológica".

domingo, 30 de noviembre de 2008

¿IZQUIERDA O DERECHA? EL CEREBRO MANDA


Escrito por Laura Molina, publicado hoy en La Prensa Gráfica

No nos referimos a las diferencias ideológicas tan nombradas en estos días, sino más bien al funcionamiento del cerebro a partir de sus dos hemisferios: el izquierdo y el derecho, y cómo la dominancia de uno sobre otro influye en el modo en que se desarrollan determinadas habilidades.

"Ser zurdo o diestro no afecta las habilidades mentales. No es mejor ni peor, solo es una característica dada por la lateralidad dominante.” Dra. Ericka López, neuróloga

A diferencia de las ideologías que caminan en direcciones opuestas, el cerebro, si bien tiene dos lados distintos cada uno con sus funciones asignadas, al final de cuentas trabaja como un todo, tan coordinado o más como la Filarmónica de Viena cuando toca la Quinta Sinfonía de Beethoven.

“Si bien tenemos dos hemisferios, ambos están conectados por una estructura llamada cuerpo calloso que permite que la información fluya de un lado a otro”, explica la neuróloga Ericka López. Por eso, aunque estén separados, son complementarios.

El hemisferio izquierdo tiene entre otras incontables funciones la del lenguaje verbal, pero el derecho tiene el área que se ha identificado con la orientación visual espacial (la que usamos para orientarnos en un lugar, por ejemplo). No obstante, ¿si uno de los hemisferios está dañado, el otro puede asumir algunas de sus funciones? Sí, puntualiza la doctora.

Y ejemplifica: una paciente que desde su nacimiento solo cuenta con su hemisferio derecho ha logrado desarrollar el habla cuando se supone que esta capacidad la tiene el hemisferio izquierdo. ¿Milagro? No. La ciencia lo explica con el término plasticidad cerebral, es decir, la capacidad del cerebro de regenerarse y de adoptar las funciones del área dañada.

Pero entonces, qué es exactamente lo que se conoce como lateralidad dominante, en otras palabras ser zurdo o diestro. Las personas que usan la mano izquierda para escribir o efectuar otras tareas tienen el hemisferio derecho como dominante. Mientras que quienes utilizan la mano derecha, el lado izquierdo del cerebro es el que manda.

Esto no significa que solo se utilice un hemisferio del cerebro, sino que las habilidades motrices son predominantes en un lado del cuerpo. Según la doctora López, no existe causa identificada que explique por qué el 85% de la población mundial es diestra.

Los niños menores de cinco años suelen utilizar ambas manos para cualquier actividad porque su hemisferio dominante aún no está definido, afirma la neuróloga. Pero luego de esta edad se espera que muestren su lateralidad.

Si bien no se tiene suficiente información sobre la influencia genética en la lateralización, sí se sabe, asegura López, que cuando un miembro de la familia es zurdo, hay más posibilidades que el niño lo sea también. Lo importante, advierte, es aceptar esto como una característica individual y no intentar reprimirla o verla como algo negativo.

Algunos podrán desarrollar habilidades con ambas manos, llamadas ambidiestras. Muchas de ellas resultan así porque siendo zurdas, en la infancia se les quiso obligar a ser diestras.

Al contrario, alguien que usa su mano derecha puede en un momento dado aprender a manejar un vehículo a la izquierda, porque las habilidades motrices en gran medida son aprendidas.

Tener una u otra dominancia, desde el punto de vista neurológico, no representa ventaja o desventaja, recalca la doctora López. De hecho, muchas personalidades de la historia han sido zurdas. Un ejemplo popular y contemporáneo es el maestro del fútbol Diego Maradona.



Para más información,