domingo, 1 de junio de 2008

ESTIMULACIÓN TEMPRANA ¿POR QUÉ LO HACEMOS?


Entrada del blog "CON LA SOGA AL CUELLO"
(Gracias a Lau)

Lo hacemos porque creemos en el potencial de nuestros hijos. Porque creemos que, como dice Glenn Doman, el potencial de los bebés es muchísimo mayor del que Leonardo Da Vinci llegó a desarrollar en toda su vida.

Enseñar a leer a un bebé (o a un niño de dos años) es, en cierto modo, un acto de fe. Principalmente, porque no tienes ninguna garantía de que el niño te deleite con un output en los meses (o años) que dediques a enseñarle. Pero lo hacemos para ayudarle a establecer conexiones neuronales, cuantas más mejor. Mi hijo, de dos años y medio, no sabe los nombres de los Pokemon y sus evoluciones; pero sí sabe lo que significan las palabras “herbívoro”, “ovíparo”, “mamífero” y “marsupia”, entre otras. Y ¿dicen que lo estoy estresando? ¿Que le estoy negando el derecho a una infancia feliz? Cuando mi hijo ve un perro no dice, como tantos otros: “mira, un guau guau” sino que dice: “mira, mamá, un perro, tiene pelo porque es un mamífero, es un mamífero porque cuando era bebé bebía leche de su madre”. Y aún hay quién me pide que refuerce mis argumentos con “estudios serios” sobre los beneficios de la estimulación temprana. Miles de padres en todo el mundo han aplicado el método Doman –y otros- y están satisfechos con ello. No necesito estudios de ningún “profesional”...

Aprender a leer no tiene por qué ser una tortura sino un placer, un juego divertido. También aprender matemáticas, música o conocimientos enciclopédicos. Lo mejor: que sólo hay que dedicarle entre cinco y quince minutos al día; según lo que te apetezca. Por eso, cuando me dicen que lo estoy estresando, que lo estoy dejando sin infancia, que si pretendo que sea un “genio” y que si no he leído algún “estudio serio” que demuestre las consecuencias negativas de lo que estoy haciendo, sonrío y me callo.


"MANUAL DE ESTIMULACIÓN TEMPRANA. ESOS PRECIOSOS PRIMEROS AÑOS" por Rosina Uriarte Álvarez
Aquí podrás encontrar artículos relacionados con la Estimulación Temprana y el desarrollo neurológico infantil. Sobre la importancia de que el desarrollo sea el adecuado y cómo podemos, a través de la Estimulación, ayudar al niño para que así sea. Cualquier déficit en el desarrollo es susceptible de acarrear desórdenes de atención, relación y comportamiento.

Una vez que surgen este tipo de problemas será necesaria una estimulación más que "temprana", de tipo terapéutico. También podrás leer sobre este tipo de estimulación en este blog. La encontrarás bajo el término de "organización neurológica".