Aquí podrás encontrar artículos relacionados con la Estimulación Temprana y el desarrollo neurológico infantil. Sobre la importancia de que el desarrollo sea el adecuado y cómo podemos, a través de la Estimulación, ayudar al niño para que así sea. Cualquier déficit en el desarrollo es susceptible de acarrear desórdenes de atención, relación y comportamiento.
Una vez que surgen este tipo de problemas será necesaria una estimulación más que "temprana", de tipo terapéutico. También podrás leer sobre este tipo de estimulación en este blog. La encontrarás bajo el término de "organización neurológica".


martes, 16 de octubre de 2007

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE GATEAR?




¿Por qué es importante gatear?

Carlos Gardeta, experto en estimulación multisensorial/Chavalucos
Publicado en hoyMujer

En este reportaje, realizado por el experto Carlos Gardeta, puedes encontrar 8 razones por la que es necesario para el desarrollo de tu hijo que pase por la fase de gatear.

1- El gateo conecta los hemisferios cerebrales y crea rutas de información cruciales para la maduración de las diferentes funciones cognitivas.

2- Desarrolla el patrón cruzado que es la función neurológica que hace posible el desplazamiento corporal organizado y en equilibrio del cuerpo humano. Ese movimiento comprende el del eje de las caderas y el de los hombros. Estas articulaciones se mueven en rotaciones contrarias entre sí al avanzar gateando y crea una torsión relativa de la columna en cada sentido en función del eje actuante. Dicha torsión posiciona correctamente y sin sufrir presiones extrañas las vértebras y los discos intersticiales, además de tonificar adecuadamente los músculos que más adelante permitirán que el niño mantenga la columna perfectamente erecta cuando esté maduro para poder ponerse de pie.

3- Desarrolla el sistema vestibular y el sistema propioceptivo. Ambos sistemas permiten saber dónde están las partes del cuerpo de uno.

4- Desarrolla la convergencia visual y posibilita el enfoque de los ojos. Al mirar al suelo para colocar la mano o la rodilla convenientemente, el niño converge o enfoca los dos ojos en un mismo punto a corta distancia. Cuando mira a dónde va, a unos tres metros por lo menos, coloca con los ojos la convergencia en un punto infinito. Éste es un estupendo ejercicio muscular para los ojos que facilita la acomodación visual. Y es tal su importancia que, según estudios de optómetras, el 98% de los niños con estrabismo no gatearon lo suficiente de pequeños. También parece que los ojos vagos están relacionados con un mal desarrollo de las convergencias.

5- Desarrolla la oposición cortical. En el gateo, la cabeza está en un plano y la palma de la mano en otro. El niño siente la tactilidad de la palma que está viendo. Esto es fundamental para desarrollar luego la oposición cortical, es decir, en la corteza del cerebro de que el dedo gordo de la mano se opone a los otros cuatro. El desarrollo de esta función en las manos es la que permite servirse de ellas y asir los objetos. Y esa manualidad fina es esencial para luego poder escribir. Además, al masajear la palma de la mano ésta envía información al cerebro de dónde está y de las diferentes sensaciones que va sintiendo al moverla y apoyarse, así como de los estímulos producidos por la textura y otras características del medio que están presionando. Por otro lado, al gatear al niño apoya su peso en las palmas de las manos y soporta esa tensión en las articulaciones de las muñecas, de los hombros, de la columna vertebral, de los fémures y de las caderas. Así percibe la oposición de la gravedad y aprende a manejarse con ella.

6- Le ayuda a medir el mundo que le rodea y el niño se adapta al medio. La distancia que hay entre los ojos y la palma de la mano al gatear es una medida fundamental -la braza- en todas las civilizaciones. Con esa nueva medida corporal el niño mide el mundo circundante y se adapta más eficientemente al medio porque lo mide constantemente y va retomando información espacial ordenada. Por eso cuando entra de mayor en una casa donde se pasó la infancia uno la percibe como más pequeña de lo que era porque entonces la propia medida de la braza era menor.

7- Ayuda a establecer la futura lateralización. En el nivel de desarrollo posterior al gateo comienzan los primeros procesos corticales de laterización. Con él uno de los hemisferios se convierte en dominante y el otro en servidor para no tener que operar ambos a la vez. Al conectar los dos hemisferios gracias al gateo se facilita acudir más rápidamente a funciones más complejas que requieren de ambos hemisferios y de áreas cerebrales no simétricas y diferenciadas. Un niño pequeño que va a coger una naranja echa las dos manos a la vez porque la orden llega simultaneamente a los dos hemisferios. Un niño con un nivel de organización mayor coge la naranja que le mandan rodando con una mano o con otra dependiendo de si está a un lado o a otro, o de si está en un nivel superior de organización (de si es más diestro o más zurdo).

8- Ayuda a poder escribir en el futuro. Mediante el gateo se va desarrollando la coordinación cerbral ojo-mano. Cuando el niño gatea se establece entre ambos una distancia similar a la que más adelante habrá entre ojo y mano a la hora de leer y escribir. El gateo favorece decisivamente la aparición temprana de ambas funciones con los beneficios adicionales que ello conlleva intelectualmente.


"MANUAL DE ESTIMULACIÓN TEMPRANA. ESOS PRECIOSOS PRIMEROS AÑOS" por Rosina Uriarte Álvarez

23 comentarios:

Anónimo dijo...

en mi casa entran muchos bichos por debajo de la puerta y me da miedo poner a mi hijo en el suelo, porque raro es el dia que no te encuentras un escarabajo, una cochinita, o incluso grillos correteando por mi casa, y ya ni te cuento las hormigas.
Por cierto, ¿ es normal que mi hijo a los 2 meses recien cumplidos estuviera así de espabilado?
Metete en este enlace y veras un video de mi hijo http://es.youtube.com/watch?v=iPgk712iNcg

Rosina Uriarte dijo...

Precioso tu niño... es bueno que le estimuléis (siempre sin agobiarle ni cansarle) así seguirá siendo un niño despierto.
Podrás poner a tu niño en el suelo encima de una mantita siempre que esté alguien con él. Y no solamente haciéndole compañía, sino a su misma altura, en el suelo. Sería bueno acondicionar una habitación donde pueda estar tranquilamente sobre una alfombra desarrollando su movilidad y su inteligencia.
Seguro que si los bichos no son venenosos le entretendrán y enseñarán muchas cosas, pueden ser una fuente de experiencias... siempre que no se los meta en la boca u otra cavidad corporal... En vuestro caso necesitará más vigilancia, eso es todo.
Saludos y gracias por compartir las imágenes de tu pequeño.
Rosina Uriarte

Rosina Uriarte dijo...

Nota: por "cavidad corporal" léase oído o nariz principalmente (aparte de la boca). Nunca se es demasiado precavido en este sentido. Creo sinceramente que este es el mayor peligro que entrañan los bichos...

Dislexia sin Barreras dijo...

Estoy de acuerdo con todo lo que dices. Mi marido que era optometrista, se dedicó a las terapias visuales durante muchos años, y en la anamnesis al paciente, lo primero que se le preguntaba era si había gateado y cuanto.
Mis hijos han gateado en su mantita como dice Rosina. Y para la que le preocupa que su hijo coma bichitos,le diré la solución que puso mi madre ese problema. Mi hermana se comía todo lo que pillaba por el suelo, así que le ponían una redecilla o malla, de esas que había para las patatas, en la cabeza.

Rosina Uriarte dijo...

Nuestras madres tenían soluciones ingeniosas, no sé si serían las más adecuadas, pero funcionaban. Además, no se preocupaban tanto porque nos encontrásemos un bichillo o nos encusiásemos o nos diésemos un coscorrón de vez en cuando... Mi hermano debía ser una auténtico tormento en cuanto empezó a gatear pues no dejaba el televisor en paz ni un sólo momento. Así que mi madre, en lugar de meter al niño en el parque, metió la televisión, para que así fuese inaccesible. Creo que estuvimos viendo la pantalla con una red delante una buena temporada... (Debo decir que nosotros nos criamos en las antípodas, donde los bichos sí que son un verdadero problema pues muchos son venenosos e incluso mortales, pero no por ello se limita la vida por miedo, simplemente se extreman las precauciones y los cuidados.)
Un abrazo y mi admiración para Dislexia sin Barreras

yomagi dijo...

Estoy un poco preocupada por la forma de gatear de mi hijo.Ahora tiene 10 meses y medio y desde los 9 se desplaza apoyando la rodilla izquierda y el pie derecho (las escaleras las sube igual). Ahora empieza también a desplazarse en oseo (los dos pies y las dos manos) y no tiene problemas en ponerse de pie con apoyo. Yo le pongo las dos rodillas en el suelo y le ayudo a avanzar pero en cuanto lo suelto vuelve a su postura y !anda que no corre! no sé si puede acarrearle algun tipo de problema en el futuro. ¿Debo insistir en cambiar su postura?. Gracias por su ayuda

Rosina Uriarte dijo...

Hola Yomagi,
SÍ debes insistir en que gatee correctamente. No sirve con que se desplace de cualquier manera, si no realiza el gateo en patrón cruzado no podrá beneficiarse de todas las ventajas que tiene esta etapa dentro del desarrollo infantil. Debes gatear detrás de él colocándole las dos rodillas en el suelo, verás como si insistes en dos o tres días lo hará por sí mismo. Nosotras lo hacemos así en el trabajo, es cuestión de constancia, pero no lleva mucho tiempo.
Ánimo, verás que no es tan difícil.
Saludos,
Rosina Uriarte

yomagi dijo...

Hola Rosina:
Muchas gracias por su interés y rapidez en la respuesta. Seguiré insistiendo como usted dice; al principio pensé que lo corregiría de forma natural pero veo que ahora ya está acostumbrado. Yo trabajo en una escuela infantil en la que seguimos sus métodos de gateo, arrastre, trabajo de patrones... que hemos aprendido en los cursos del Instituto Médico. Desde el principio intenté hacerlo con mi niño y de "culear" pasó a desplazarse de esta manera (que yo no veía muy adecuada) por eso pensé que podrían aclarar mi duda y ayudarme. Le estoy muy agradecida y en cuanto lo consiga también se lo haré saber. Gracias

Richard dijo...

Rosina mi hija hace lo mismo que el bebe de Yomagi asi que gracias por el consejo , pero me preocupa que mi hijo de 2 años si gatteo pero muy poco y aunque ahora se ve perfectamente normal no quisiera que repercutiera en el futuro crees que pueda hacer algo en este momento que le ayude aun y a su edad ?.

Rosina Uriarte dijo...

Hola Richard,
sería bueno que toda la familia tuvierais una sesión diaria de gateo como un juego. Con imaginación se puede pasar un rato divertido creando túneles con mesas, sillas y sábanas. O hacer carreras...
Otras familias lo hemos hecho a diario durante meses. Te lo recomiendo por el bien de los dos niños y por el de los padres también.
Saludos,
Rosina

Fonomania dijo...

Tengo una pregunta.. Soy fonoaudiologo.... Y en una clase de neurorehabilitacion pediatrica, me dijeron q actualmente investigaciones nos dien q el gateo es contraindicado en niños con paralisis cerebral. .. De ser cierto. ¿porqué?

Fonomania dijo...

Este es mi email.... johanrios29@hotmail.com ahi es ejor porq yo reviso mi correo desde mi celular... Gracias...

Fonomania dijo...

Tengo una pregunta.. Soy fonoaudiologo.... Y en una clase de neurorehabilitacion pediatrica, me dijeron q actualmente investigaciones nos dien q el gateo es contraindicado en niños con paralisis cerebral. .. De ser cierto. ¿porqué?

Fonomania dijo...

Tengo una pregunta.. Soy fonoaudiologo.... Y en una clase de neurorehabilitacion pediatrica, me dijeron q actualmente investigaciones nos dien q el gateo es contraindicado en niños con paralisis cerebral. .. De ser cierto. ¿porqué?

Rosina Uriarte dijo...

Hola Fonomaía,
nunca había oído semajente cosa ni sabría explicar por qué podría ser así. Porque el gateo es uno de los ejercicios más completos en el desarrollo cerebral, fortalece el cuerpo calloso que comunica ambos hemisferios y supone por tanto una comunicación entre ambos lados del cuerpo (también los ojos y los oídos). Gatear es uno de los pilares en el desarrollo más básico infantil, sobre el cual se basa el posterior desarrollo.
Los niños con parálisis cerebral muchas veces no pueden gatear por sí mismos. Quizá lo que hayas oído es que no conviene forzarles a gatear con ayuda, hay corrientes que no están de acuerdo con que se realicen movimientos en el niño que él por sí mismo no puede hacer. Pero ésta es una forma de enviar información al cerebro y de forzarlo al desarrollo que si no perdería.
Con este método, muchos niños con parálisis cerebral, cuando no es demasiado severa y se empieza a trabajar con el niño desde muy joven, llegan a gatear e incluso a caminar, como demuestra el caso de Malin:

http://estimulacionydesarrollo.blogspot.com.es/2012/06/el-combate-de-la-pequena-malin.html

Saludos,
Rosina

Anónimo dijo...

Hola mi nombre es Patricio padre de una hermosa hija, bueno le comento que mi hija Sofia no aprendio a gatear, al contrario aprendio a una caminata algo precoz ya que a los 8 meses empezo a dar los primeros pasos y a los 10 meses ya caminaba queria saber si existe alguna consecuencia por haberse saltado el paso del gateo mi correo es pato_2314@hotmail.com

de antemano muchas gracias...

Rosina Uriarte dijo...

Hola Patricio,
el hecho de no haber completado el desarrollo como sería de desear siempre acarrea consecuencias pues todas las fases del desarrollo son necesarias para que las condiciones sean las mejores en las fases que siguen.
Un niño que no ha gateado no ha tenido las mismas experiencias con el espacio ni con su propio cuerpo en el mismo. Tampoco ha fortalecido tanto la comunicación entre los dos hemisferios cerebrales como lo hacen los niños que gatean.
Existen reflejos primitivos que existen para ayudar al niño a gatear, pero no se inhiben dejando paso a reflejos más maduros cuando no han sido utilizados para su propósito.
Hay muchas más cosas de las que podría hablarte pues el gateo es una de las etapas vitales del desarrollo infantil y no vuelve.
Pero todo esto no quiere decir que las consecuencias vayan a reflejarse en problemas. Muchos niños que no gatean no sufren problemas importantes o preocupantes.
Pero sí es cierto que deben hacer un mayor esfuerzo por no contar con las condiciones de maduración que tienen los niños que han tenido un desarrollo más completo.
Se pueden prevenir las dificultades jugando a gatear todos en casa, como un juego familiar.
Pero no deben preocuparnos jamás problemas que no existen en el niño.
Espero que la niña no los tenga nunca y pueda compensar fácilmente cualquier pequeña dificultad.
Saludos,
Rosina

Anónimo dijo...

Hola Rosina soy zumy estudiante de maestria en psicopedagogía, hoy conversando con un pediatra me dice que ya no es necesario que los niños gateen mi asombro fue tal ya que lo dice un pediatra, quê me puedes decir al respecto

Rosina Uriarte dijo...

Hola Zumy,
la cuestión es que los médicos se ocupan de la salud y por esto muchos pediatras piensan que mientras el niño camine y hable todo va bien. Ellos se ocupan de la salud del cuerpo, pero no del aprendizaje del niño.
El aprendizaje no es su campo.
Los fallos en el desarrollo se evidencian especialmente en el rendimiento escolar del niño. También en su comportamiento. Ninguno de estos dos campos conciernen al pediatra.
Pero quienes trabajamos en la educación y quienes trabajan con niños con dificultades en el aprendizaje, sabemos que los problemas que vemos en un niño mayor, derivan del primer desarrollo en el bebé. El primer año de vida es de vital importancia pues sienta las bases de todo el desarrollo posterior.
En resumen: gatear no es necesario para caminar ni para hablar (aunque podría dificultar ambos logros el hecho de no haber gateado). Sin embargo, es una mira muy estrecha pensar que en el desarrollo sólo cuentan las etapas que luego mantenemos los adultos, sin tener en cuenta que existen otras etapas intermedias que son necesarias para adquirir los logros que luego serán estables (sentarse, caminar, hablar).
Estas etapas intermedias no son menos importantes por no ser las definitivas, sino todo lo contrario: como te decía, todo el desarrollo posterior de la persona depende de esas etapas intermedias. Y son muy importantes precisamente porque han de atravesarse en su momento. Y este momento no vuelve, estas etapas no tienen "una segunda oportunidad" y el cerebro se queda sin la información que aportan.
Cualquiera que sepa cómo se desarrolla el cerebro sabe que no solamente depende de las neuronas con las que nace el bebé, sino que es necesario conectar estas neuronas entre sí.
Y la única forma de hacerlo es a través de las experiencias que tiene el niño. El movimiento es la experiencia más potente, por esto se mueven tanto los niños (el movimiento es el principal "alimento" del cerebro).
Es una lástima que los pediatras sepan tan poco sobre cómo se desarrolla el cerebro del niño y de qué depende que el niño termine su desarrollo en plenas condiciones para enfrentarse a los retos de la vida como el aprendizaje escolar, por ejemplo.
Pero cada profesional ha de ocuparse de su función y la del pediatra es la salud del niño.
Saludos,
Rosina

Anónimo dijo...

Hola, me gusta tu publicacion, es bastante clara. Quiero consultar algo... mi bebe tiene 7 meses luego de un rato de descansar se sienta y juega, luego pide q lo levanten y es alli q el pone fuerte los pies para pararse y dar pasitos, too esto lo hace muy feliz. yo le pongo boca abajo y lo enseño a arrastrarse o gatear, pero no le gusta mucho, se cansa y se voltea, pienso q como es gordito,talvez le incomode la presion; quisiera saber si se puede hacer las 2 acciones al mismo tiempo, gateear y caminar. Gracias...!!!

Rosina Uriarte dijo...

Hola,
a los siete meses es muy pronto para ponerse de pie. Antes de gatear debe arrastrarse.
Déjale sobre el suelo todo el tiempo posible y no le pongas de pie.
Los niños quieren que los levantemos porque nosotros estamos lejos de ellos y ellos quieren estar con los demás. Poneros los demás de la familia a su altura el tiempo que podáis para que se sienta cómodo y acompañado.
Así el volteará todo lo que necesite y pasará un día a arrastrarse primero, para luego gatear.
Todo esto sería bueno que lo hiciera antes de caminar.
Caminar y gatear son dos acciones que se combinan, pero en un bebé mayor que el tuyo y una vez que el niño ha gateado durante un tiempo.
Saludos,
Rosina

Anónimo dijo...

Hola,
mi duda es la siguiente, tengo una niña de 7 meses y medio y se me acaba de caer del coche; entonces su papá y yo estamos en la incertidumbre de que sería lo más recomendable de comprar para que use nuestra bebe, estamos entre un corral, tatami (cuadritos de colores que se sitúan en el piso para que juegue y gatee alli) o un andador... espero su respuesta. Gracias

Rosina Uriarte dijo...

Hola,
es importantísimo que permitas que tu bebé esté en el suelo todo el tiempo que esté despierta.
Un corral o un andador sólo impedirá el desarrollo de la niña y esto puede tener consecuencias para el futuro pues un bebé en su primer año de vida debe experimentar con su cuerpo y tener la libertad de movimientos para atravesar plenamente todas las etapas del desarrollo motor de este primer año: levantar la cabeza, rodar hacia ambos lados, arrastrarse, gatear, sentarse solo y caminar.
El corral, además de impedir el desarrollo motor, dificulta el desarrollo de la visión porque el niño lo mira todo a través de la red.
El andador es peligroso y además está demostrado que dificulta el proceso de aprender a caminar además de impedir que el niño pase por las etapas anteriormente mencionadas.
El tatami es sin lugar a dudas la única opción recomendable.
Saludos,
Rosina

 
eXTReMe Tracker