Aquí podrás encontrar artículos relacionados con la Estimulación Temprana y el desarrollo neurológico infantil. Sobre la importancia de que el desarrollo sea el adecuado y cómo podemos, a través de la Estimulación, ayudar al niño para que así sea. Cualquier déficit en el desarrollo es susceptible de acarrear desórdenes de atención, relación y comportamiento.

Una vez que surgen este tipo de problemas será necesaria una estimulación más que "temprana", de tipo terapéutico. También podrás leer sobre este tipo de estimulación en este blog. La encontrarás bajo el término de "organización neurológica".

viernes, 19 de octubre de 2007

LAS DIEZ COSAS QUE MÁS ODIO


Una muy buena amiga me ha metido en un apuro y compromiso pidiéndome que participe en un "meme" (cadena) de los que circulan en el mundo de los blogs. No soy dada a este tipo de cosas pues mi blog trata de un tema bastante específico aunque infinitamente amplio y complejo…
Pero dado que el asunto del meme me da juego para plasmar mi sentir como madre, y dado que es una de mis intenciones la de llegar a otras madres o padres que puedan o hayan podido sentirse como yo alguna vez por problemas similares, voy a seguir la cadena y enumerar las 10 cosas que más odio…
La palabra "odiar" es muy fuerte, pero reflexiono un momento y veo que cuando algo te hace daño y se repite muchas veces… y si además te afecta a través de tu hijo… entonces siento que la palabra "odio" no queda tan lejos de la realidad… Pero prefiero cambiar la palabra "odiar" por "detestar", creo que se ajusta más a lo que voy a decir.
Antes que nada debo hacer una aclaración: si hablo de personas me refiero más al papel que representan para mí en una situación y momentos dados, no a la persona en sí… no guardo rencor a nadie en concreto, no se trata de un tema personal.
Ahora sí… aquí van mis "odios":

1. Detesto que juzguen a un niño por su comportamiento o rarezas… "Mira a tu hijo, ¡parece que estuviera loco!"; "Es perverso, de verdad"; "Ese niño, cuanto más lejos mejor"… En realidad ESTE NIÑO TIENE PROBLEMAS Y POR ESO NO PUEDE COMPORTARSE COMO LOS DEMÁS.

2. Detesto que nos juzguen y nos critiquen a las madres constantemente y desde todos los ámbitos… "Es que la madre es una blanda"; "La madre es una sargento, no le da suficiente cariño"; "Le da todos los caprichos, lo tiene malcriado"… En realidad LAS MADRES LO HACEMOS LO MEJOR QUE SABEMOS Y PODEMOS, SÓLO QUE A ALGUNAS NOS RESULTA MÁS DIFÍCIL… Aceptaremos críticas y consejos de quienes hayan pasado por lo mismo y sepan de lo que estamos hablando.

3. Detesto el consejo de siempre: "Dale tiempo, cada niño tiene su ritmo, ya madurará". En realidad ES EL PEOR CONSEJO QUE SE PUEDA DAR A UNOS PADRES PREOCUPADOS POR EL DESARROLLO DE SU HIJO… Por supuesto que todos los niños tienen su ritmo y todos maduran, lo que hace falta es que lo hagan a un ritmo considerado normal y no vayan quedándose atrás… Porque para cuando nos queremos dar cuenta de que el problema es real y ya no podemos darle más tiempo para que madure, ese tiempo lo hemos perdido ya… Ya es tarde para muchas cosas… Quien te da este consejo SIMPLEMENTE NO PUEDE O NO QUIERE AYUDARTE…

4. Detesto el otro consejo de siempre: "Eso con una buena torta se arregla". Cada vez que oigo estas palabras no puedo evitar recordar con vergüenza todas las veces que he perdido los nervios y he pegado a mi hijo… LOS PADRES DE NIÑOS CON PROBLEMAS DE CONDUCTA LO HEMOS PROBADO TODO, INCLUÍDAS LAS TORTAS, POR DESGRACIA… cosa que por fortuna para él y para su hijo habrá conseguido evitar quien nos da el consejo…

5. Detesto al pediatra que no sólo no te soluciona los problemas que tienes, sino que encima te humilla: "Tu hijo no necesita un psicólogo, la que lo necesitas eres tú". Detesto a la profesora que te mira con indulgencia después de que has logrado reunir el valor suficiente para contarle el episodio más dramático y terrorífico de tu vida: "No te preocupes por eso mujer… mis hijas también han tenido ataques muchas veces"… NO SÓLO SE NOS JUZGA Y CRITICA A LAS MADRES, SE NOS HUMILLA DÁNDONOS A ENTENDER QUE SOMOS REMATADAMENTE ESTÚPIDAS…

6. Detesto a las asociaciones que se supone están ahí para ayudarte. Las mismas que contestan siempre con la dichosa frase: "No podemos informar de ninguna terapia que no esté debidamente contrastada". MENUDA AYUDA LA DE LAS ASOCIACIONES… Son buenas para sentirte acompañada como madre e intercambiar experiencias con otras madres o padres, pero la información que te dan… esa está repetida hasta la saciedad en internet o en cualquier manual.

7. Detesto la guerra de competencias entre los profesionales: "Ni se te ocurra acudir a un optometrista, no es médico"; "El psicólogo de esto no sabe nada…"; El neurólogo, el psicólogo, el logopeda, el fisioterapeuta… cada uno mira lo suyo sin levantar la vista hacia nada que quede fuera de su campo, y son los padres los que tienen que armar el puzzle juntando todas las piezas… Pero el niño es un todo, no un montón de piezas sueltas… LA MULTIDISCIPLINARIDAD ES VITAL PARA TRATAR TODAS LAS MANIFESTACIONES DEL PROBLEMA EN ELNIÑO Y LLEGAR A UNA SOLUCIÓN. El niño es una unidad, no basta con poner un parche aquí y otro allá…

8. Detesto la desinformación y la falta de estudios clínicos fiables. "Es mejor que no leas el prospecto de la medicación de tu hijo, sólo lograrás preocuparte"… ¿Pero, cómo no voy a leer el prospecto? ¿¡Cómo no voy a preocuparme!? De nuevo a los padres se nos trata como ineptos y se intenta ocultarnos información que además es tachada de "alarmista". La información, cuando es preocupante… alarma… LOS PADRES TENEMOS DERECHO A SABER. Muchos estudios, por diversos motivos e intereses, siguen sin realizarse por lo que tanto las terapias o medicamentos oficialmente aceptados, como las terapias alternativas, quedarán por mucho tiempo aún sin estar "debidamente contrastadas".

9. Detesto la sentencia que reza: "estamos haciendo todo lo que se puede hacer, no debéis esperar más". Esto es mentira… SIEMPRE SE PUEDE HACER MÁS… Si estamos trabajando una hora con el niño, podremos trabajar dos, y si trabajamos dos podríamos hacerlo tres… Si no obtenemos resultados satisfactorios con una terapia siempre podemos probar con otra… podemos trabajar desde diferentes frentes al mismo tiempo… siempre hay algo nuevo que podemos probar, y mientras este algo nuevo exista siempre nos quedará la esperanza de "poder hacer más".

10. Y para terminar, no sólo quiero arremeter contra los profesionales de la sanidad y la educación, los padres también tenemos en ocasiones mucha culpa en el hecho de que nuestros hijos no encuentren toda la ayuda que se merecen… Detesto la comodidad de los padres y sus prejuicios a la hora de invertir en la salud de sus hijos: "Ufff… es que eso de ir hasta Barcelona… es un lío y además es muy caro…" (luego te enteras de que el verano siguiente visitaron PortAventura). ¿SI NO INVERTIMOS TIEMPO, DINERO Y ESFUERZO EN LA SALUD DE NUESTROS HIJOS, EN QUÉ OTRA COSA PODRÍAMOS HACERLO? Es una cuestión de prioridades, pero yo simplemente no comprendo que el establecimiento de este tipo de prioridades en la vida pueda tener un carácter subjetivo.

De esta forma acabo el meme, el cual no he seguido de forma tradicional pues no he puesto links a otros blogs para que continúen la cadena… simplemente me he servido de la ocasión para desahogarme un poco… Gracias a quien me lo envió y a quien lo ha leído hasta el fin. Saludos.

Rosina Uriarte


Para más información,