miércoles, 24 de octubre de 2007

EL MÉTODO TOMATIS

Llevaba tiempo queriendo escribir sobre este método de reeducación auditiva, pues junto con el método Berard, son dos terapias que han logrado cambios muy beneficiosos en niños y adultos con problemas emocionales, de lenguaje y de atención en todo el mundo.

Alfonso Fouce y Marc Giner de Clavé Psicopedagogs se me han adelantado con este magnífico artículo sobre el método Tomatis que publico a continuación.


Terapias alternativas (1): El Método Tomatis

Queremos presentar mediante el presente artículo algunas pinceladas del método Tomatis, puesto que hemos podido comprobar la eficacia del método en algunas problemáticas de nuestros alumn@s.

El método Tomatis (que debe su nombre al Dr. A. Tomatis) se basa en una estimulación auditiva a través de la cual se consigue, en primer lugar, una mejora en la escucha, el lenguaje y el aprendizaje, y en segundo lugar un bienestar emocional y físico, no sólo de los niñ@s, sino de personas adultas.

En este sentido, es el oído, su neuro-fisiología y las funciones del mismo donde el método Tomatis focaliza sus axiomas. Afirman que es el oído el primer órgano humano que se forma y que cualquier estimulación auditiva puede llegar a cualquier parte del cuerpo, ya sea por vía aérea o vía ósea, para aliviar el problema que en ese momento se padece.

Su objetivo es poder estimular y regular las funciones que representa el oído (escucha, equilibrio, energía). Para ello utilizan el oído electrónico-auricular (una especie de auriculares) a través de los cuales envían al oído sonidos tal y como música de Mozart, cantos gregorianos, fragmentos con la voz de la madre, fragmentos con la propia voz, canciones infantiles… en la mayoría de los casos de una manera filtrada que permite combinar los tonos graves y los agudos y estimular las funciones del oído.

Si profundizamos en las anteriormente citadas funciones del oído (escucha, equilibrio, energía) observamos que estimulando la función de la escucha se consigue una mayor capacidad de integración de la información (registrar, memorizar, reproducir, imitar…) y por tanto una mejora en aspectos del lenguaje, lectura, escritura… Del mismo estimulando la función vestibular (la del equilibrio) se consigue una mejor coordinación, tono muscular y verticalidad, mejorando consecuentemente problemas motrices, de hipotonía, de impulsividad, espacio-temporal…. Finalmente, actuando sobre la función energética conseguimos una mayor actividad cerebral, puesto que el 80% de la energía cerebral proviene del oído.

Bajo estos axiomas, el método Tomatís parece ser una terapia complementaria para ayudar a los niños a solucionar problemas de procesamiento auditivo, dislexia, dificultades de aprendizaje, déficit de atención, bloqueo emocional… mientras que a los adultos les ayuda a mejorar sus habilidades de comunicación, aprender lenguas extranjeras con mayor facilidad, mejorar el rendimiento laboral, aumentar la motivación y autoestima…



Para más información,

Aquí podrás encontrar artículos relacionados con la Estimulación Temprana y el desarrollo neurológico infantil. Sobre la importancia de que el desarrollo sea el adecuado y cómo podemos, a través de la Estimulación, ayudar al niño para que así sea. Cualquier déficit en el desarrollo es susceptible de acarrear desórdenes de atención, relación y comportamiento.

Una vez que surgen este tipo de problemas será necesaria una estimulación más que "temprana", de tipo terapéutico. También podrás leer sobre este tipo de estimulación en este blog. La encontrarás bajo el término de "organización neurológica".