viernes, 29 de septiembre de 2017

“LA SALUD DEPENDE DE LA INTERACCIÓN CON EL MEDIO AMBIENTE.” DR. JAVIER AIZPIRI

“LA SALUD DEPENDE DE LA INTERACCIÓN CON EL MEDIO AMBIENTE.” DR. JAVIER AIZPIRI


El doctor Javier Aizpiri es médico especialista en neurología y psiquiatría. Es profesor del Máster de Medicina Antienvejecimiento de la Universidad Autónoma de Barcelona. Y dirige el Instituto Burmuin, en Bilbao.

El sábado, día 23 de octubre, dio una interesante charla en el hotel NH Villa de Bilbao sobre Medicina Integrativa.

La medicina integrativa o integral es un concepto médico que fusiona los métodos diagnósticos y terapéuticos de la medicina occidental con las medicinas complementarias, considerando la salud con una visión holística. Considerada la medicina del futuro, la medicina integrativa consiste en reunir criterios médicos convencionales y terapias más naturales y alternativas bajo estrictos controles profesionales para que los pacientes prevengan, traten y se recuperen, recibiendo un tratamiento personalizado y adecuado a sus características. Este tipo de visión médica permite, por ejemplo, que los pacientes empiecen por un remedio no agresivo y así estimular los mecanismos autorreguladores del cuerpo. ("Pensamientos en torno a una mesa")

Vivimos en un mundo lleno de tóxicos, lidiando con enfermedades que hasta hace unas pocas décadas apenas se conocían y hoy aumentan de forma exponencial. Enfermedades autoinmunes (celiaquía, diabetes tipo 1, esclerosis múltiple, Crohn, fibromialgia, Alzheimer, Parkinson, intestino irritable y un largo etc.), psiquiátricas, de aprendizaje, cáncer…

Como muestra, dejo las siguientes gráficas. No importa cuál de las enfermedades mencionadas representen, en todas ellas se observa claramente la evolución al alza:


Ante esta terrible evidencia de la escalada de enfermedades con las cuales convivimos, ¿qué puede hacerse para intentar revertir esta tendencia? Aizpiri nos propone prevenir, para lo cual habría que remontarse al mismo comienzo… o incluso antes… Seis meses antes del embarazo, convendría desintoxicarse y suplementar la alimentación materna con productos naturales de forma que se logre un buen equilibrio en el organismo de cara a su próxima gestación del bebé.

En la actualidad somos conscientes del peso que tiene el medio ambiente en el desarrollo de la persona. Sabemos que incluso el código genético puede variar, y que efectivamente lo hace, para bien o para mal, activado por el entorno, en especial por los tóxicos y la alimentación. Y es que, como explica Aizpiri, la nutrición es vital para la formación del genoma.

Una importante parte de nuestro genoma es el microbioma con el que contamos en nuestro intestino. Cientos de miles de millones de bacterias que forman nuestra flora intestinal y que son indispensables para el metabolismo, la nutrición y la absorción de nutrientes. Estas bacterias cuentan con su propio genoma (microbioma) que interactúa constantemente con el nuestro, activando o inactivando genes y aportando la actividad de otros genes que no poseemos.

La principal función de la flora intestinal es protegernos de elementos nocivos que entren en nuestro cuerpo, los tóxicos sin embargo, pueden dañarla severamente. Como consecuencia, la flora intestinal no podrá cumplir su cometido como barrera de protección, permitiendo así que fluyan los tóxicos por nuestro organismo en lugar de eliminarlos.

Esta exposición a los tóxicos de la que hablamos comienza muy tempranamente: en el vientre materno. Los efectos los sufrirá la madre al cabo de los años, pero el niño los mostrará de una manera más inmediata en la forma de alergias, asma, intolerancias a alimentos, piel atópica… En casos más severos, y gracias a la progresiva acumulación de nuevos tóxicos tras el nacimiento, pueden aparecer trastornos de la atención con o sin hiperactividad, autismo, etc.

Los seres humanos vivimos desde el nacimiento en contacto permanente con los contaminantes. Los niños son más vulnerables que los adultos a las exposiciones ambientales ya que todos los sistemas de su organismo están en desarrollo… Los factores de origen de muchas enfermedades crónicas se acumulan en el organismo desde las primeras etapas de la vida, y todo lo que ocurre en las etapas embrionaria y fetal es de vital importancia. Existe por tanto un número creciente de enfermedades en la infancia asociadas con un entorno contaminado. (INMA Infancia y Medio Ambiente. Proyecto de investigación con el objetivo de estudiar el papel de los contaminantes ambientales durante el embarazo e inicio de la vida, y sus efectos en el crecimiento y desarrollo infantil.)

La gestación es un momento muy vulnerable ante el efecto de la toxicidad medioambiental. Pero también entre los niños y las personas adultas, las hay que sufren un mayor riesgo de verse afectadas que otras.

“La fortaleza del sistema inmunitario varía enormemente de una persona a otra, habiendo personas con un sistema inmunitario muy débil desde el nacimiento, y algunas pocas con un sistema extraordinariamente fuerte. Lamentablemente, debido a la toxicidad medioambiental y la forma de vida actual, llena de químicos y estrés, nuestro sistema inmunitario parece encontrarse más débil con cada nueva generación. El grado de toxicidad y ensuciamiento celular y sanguíneo repercute directamente en la capacidad de respuesta de nuestras defensas… No se puede hablar sin embargo de un sistema inmunitario debilitado, única y exclusivamente, puesto que esta disfunción siempre va acompañada de alteraciones hormonales y del sistema nervioso.” Dolle, K. y Saavedra V., 2013, p. 249).

Como asegura el doctor Aizpiri, una buena salud depende de una buena interacción con el medio ambiente.

Para el cuidado de la gestación, la lactancia y todos los períodos de la vida en general, el doctor Aizpiri nos propone la medicina integrativa, una disciplina que no trata enfermedades, sino personas.
Personas con realidades únicas a las que hay que ver y tratar en su conjunto, como la unidad que son. Un todo en el que lo que ocurre a nivel intestinal o en el hígado, afecta y determina lo que pasa en el cerebro.

Aizpiri recomienda cuidar el eje cerebro-hígado-intestino. Siguiendo tres principios: la detoxicación, la recuperación intestinal y la recuperación de la función hepática.

Los cambios son lentos y por ello se le debe dar el tiempo necesario al tratamiento para notar sus plenos efectos beneficioso para la salud.

“Podar, abonar y poner al sol”.

Es que soy agricultor y en mis horas libres me dedico a la Fruticultura. Y todo en la naturaleza se reduce a lo mismo. Podar es eliminar todo lo tóxico, abonar es dar nutrientes y poner al sol significa dar tiempo al ser vivo para que el sistema de limpieza y nutritivo haga su trabajo, para que pueda desarrollarse y producir. Es el abecé de la naturaleza y sirve lo mismo para los animales y las plantas que para las personas. Con los pacientes pues hay que hacer lo mismo. Hay que eliminar de su organismo todos los tóxicos así como corregir los hábitos nocivos; todo lo que evita que sus células se desarrollen y estén en plenitud. Obviamente para ello hay que estudiar íntegramente a la persona, valorar la función del sueño, el ejercicio físico, el sistema nutricional, el sistema de excreción y su mundo afectivo y emocional. Después de podar hay que abonar, nutrir la célula, volver a recuperarla si está intoxicada o mal nutrida. Es curioso que en una sociedad del bienestar como la nuestra el mayor porcentaje de enfermos nos lleguen mal nutridos, antropológica y biológicamente. Y finalmente esperar porque el metabolismo de toda persona tarda un tiempo en recuperarse. Asimismo, hay que hacer que el paciente adquiera hábitos nuevos y saludables. Al final lo que habrá es un conjunto de células que vuelven a funcionar al unísono. Dr. Aizpiri.

En general, lo que pretende este enfoque médico es que sea el propio enfermo el protagonista de su recuperación, que se dé cuenta de que merece la pena el esfuerzo para recuperarse. Para lo cual habrá de adquirir adecuados ritmos de sueño y alimentación, cambiar sus hábitos de vida y dejar atrás la idea de que podrá curarse tomando simplemente unas pastillas.

Con el compromiso del paciente pueden conseguirse verdaderas maravillas y resultados increíbles, asegura Aizpiri.

El doctor terminó su exposición con una frase de Ghandi que me pareció muy acertada y que dejo también como colofón de este artículo: “La tierra es suficiente para toda la humanidad, pero no para la voracidad de los consumidores.”

Por Rosina Uriarte

Rosina Uriarte con el doctor Javier Aizpiri y su equipo, Olaia y Ot Aizpiri.

viernes, 22 de septiembre de 2017

REGALA A TUS HIJOS SALUD. ESTÁ EN TUS MANOS.


¿Imaginas poder hacer esto? ¿Regalar salud a tus hijos? ¿Qué padre o madre no lo haría?

¿Y si además de salud les estuvieras enseñando a confiar en su cuerpo, a responsabilizarse de su bienestar? ¿Y si todo esto lo haces mientras refuerzas tu vínculo emocional con ellos? ¿No sería maravilloso?

Pues resulta que no sólo es maravilloso, sino que es posible... y mucho más sencillo de lo que puedas estar imaginando ahora mismo.

Vivimos tan inmersos en la vida moderna actual, rodeados de tecnología y comodidades, que hemos olvidado lo que la naturaleza lleva enseñándonos cientos de miles de años. Nos vamos a lo más complejo y somos ciegos ante lo más sencillo, lo eficaz, lo natural. Apenas conocemos nuestro cuerpo y cómo funciona. Nos asustamos ante el menor desajuste en el de nuestros hijos… Vivimos con miedo a la enfermedad, en lugar de disfrutar más de la salud y protegerla con amor en nuestros niños.

Cambiemos pues este paradigma y volvamos a retomar lo que siempre supimos como seres humanos: que nuestro cuerpo es la máquina más sofisticada de todas, un gran milagro de la naturaleza. Y como tal, cuenta con los mecanismos necesarios para adaptarse al medio en el que vive, reaccionar ante la adversidad y reponerse por sus propios medios.

¿Sabríamos responder si nos preguntaran por qué tienen nuestros niños mocos, tos, fiebre, inflamación…? Seguramente sí, porque nos lo han enseñado o lo hemos oído muchas veces: son formas que tiene nuestro cuerpo de luchar contra un agente extraño, una infección.

Hasta aquí va todo bien, pero luego resulta que ante estos casos no actuamos siguiendo lo que sabemos y que parece más lógico y razonable. ¡Más bien hacemos todo lo contrario! Nos comportamos de forma irracional y vamos en contra de lo que sabemos, alargando los procesos infecciosos de nuestros hijos. ¡Sí, sí, lo hacemos!

¿Que cómo es esto posible? Probablemente porque también nos han enseñado a actuar de esta forma irracional, no siempre en favor de la salud. Si sabemos que la tos, los mocos y la fiebre son síntomas de la lucha de nuestro cuerpo contra la enfermedad, ¿por qué los combatimos como si fuesen la enfermedad misma? ¿Por qué intentamos por todos los medios matar a los agentes combatientes de la salud en el cuerpo de nuestros niños, dejando a éstos indefensos ante los invasores externos?

Tenemos miedo a lo que vemos y lo queremos erradicar rápidamente, sin tener en cuenta que, lo que observamos, son los síntomas de un proceso de lucha en un cuerpo sano y sabio, que está haciendo lo que tiene que hacer. En realidad, no luchamos contra la enfermedad, y lo peor es que evitamos que el cuerpo de nuestros hijos lo haga. Así, en lugar de ayudar, hacemos todo lo contrario: alargar el proceso y permitir a los patógenos campar a sus anchas. Esto es exactamente lo que hacemos en nuestro irracional empeño en quitarle la fiebre a un niño, por ejemplo.

Además, existen estudios actuales que defienden que la fiebre refuerza nuestro sistema inmune (ej. europapress.com). Razón de más para permitir su libre expresión sin agobios y sin correr a por el paracetamol o el ibuprofeno.

Salvando los casos de fiebre en bebés pequeños o las fiebres muy altas acompañadas de otros síntomas preocupantes, la mayoría de nuestros hijos pasarán por varios episodios febriles a lo largo de su infancia que no estarán vinculados a enfermedades graves.

Así que, relajémonos y busquemos el modo de ayudar al cuerpo de nuestros pequeños a luchar contra la enfermedad favoreciendo sus propios mecanismos para hacerlo. Acompañémosles en estos momentos desde la confianza y el amor.

Contamos para ello con una herramienta excepcional: la reflexología podal infantil.
¿Qué es la reflexología podal infantil?

Desde épocas muy antiguas, se sabe que en la planta del pie contamos con puntos reflejos que se corresponden con la totalidad del cuerpo y sus órganos. Gracias a ello, a través del masaje y la estimulación por digito-presión, se influye a modo reflejo sobre los correspondientes órganos, glándulas, tejidos y sistemas, mejorando así el estado de salud físico-emocional y ayudando al cuerpo a restablecer su equilibrio natural.

La naturaleza, una vez más, en su infinita sabiduría, decidió que activásemos todo nuestro cuerpo con tan sólo caminar descalzos (para lo cual fuimos originariamente diseñados).


Nosotros, hoy, podemos seguir activando el cuerpo y la salud propia y de nuestros hijos con esta sencilla e inofensiva terapia. Armonizando y equilibrando las alteraciones del organismo, manteniéndolo en un estado óptimo.

Y los buenos resultados son tan positivos que hace que, hoy en día, la reflexología podal sea aplicada con más frecuencia y no se discuta su efectividad.

Con la reflexología podal infantil puede tratarse cualquier tipo de problema con el que se enfrenten nuestros hijos, especialmente pequeñas cosas con las que nos encontramos a menudo (catarros, gripes, amigdalitis, faringitis, otitis, conjuntivitis, etc.). También puede aportar alivio en enfermedades más serias, aumentando las defensas y activando el poder curativo del cuerpo.

Ángeles Hinojosa creó su propio método para aplicar la reflexología podal a los niños. Forma a monitoras que realizan talleres para padres y madres que quieran aplicar esta técnica a sus pequeños. Cada día lo tenemos más fácil los padres para acceder al aprendizaje de esta maravillosa herramienta. Un regalo no sólo para nuestros hijos, sino para toda la familia pues sin duda acabaremos aplicando la reflexología a todos los miembros de la misma.

Puedes informarte de la posibilidad de acceder a talleres cerca de tu hogar en la página del método:

Para terminar, me gustaría compartir una reflexión. Os cuento que, cuando mis hijos eran pequeños (de esto hace unos 20 años ya), asistí a una escuela de padres organizada por el municipio en el que vivía. El objetivo final de esta interesante formación era enseñarnos a los padres a evitar, en la medida de lo posible, la drogadicción en nuestros hijos.

Una cosa que me quedó grabada (y me impactó porque no me lo había planteado y estaba precisamente haciendo todo lo contrario en ese momento de mi vida) fue la premisa de no tomar nunca medicamentos delante de los niños. La razón: que no crezcan convencidos de que una pastilla puede solucionar cualquier malestar que se nos presente. Éste era el primer paso para evitar que. el día de mañana, ellos recurriesen también a una pastilla para solucionar todos sus males.

Tengamos en cuenta que somos el modelo a seguir para nuestros hijos, su mayor ejemplo.

Sin embargo, la mayoría de nosotros no seguimos este consejo. No sólo tomamos medicamentos delante de los pequeños, sino que se los administramos a la mínima insinuación que creemos es señal de que las cosas “no van bien”.

Pero recuerda: esos síntomas, la mayoría de las veces, significan que todo va estupendamente. Tal como debiera. Y que somos los padres los responsables de permitirlo y de evitar males mayores en un futuro.

¡Por un futuro menos tóxico! ¡Disfruta de la salud de tus hijos! ¡Acércate a la reflexología podal infantil! A los niños les encantará la experiencia y a ti también. Te lo aseguro.

Rosina Uriarte
(Monitora de Reflexología Podal Infantil, Método Ángeles Hinojosa)

Dentro de la Semana Mundial de la Reflexología (18 al 24 de septiembre de 2017)

miércoles, 28 de junio de 2017

“CICATRICES DEL RECUERDO” por Margarita García López


CARTA A LA AUTORA.

Querida Marga, acabo de conocer, comprender y sentir tus cicatrices… Todas esas que has vivido, y también las que no, las que no quiso la vida regalarte y duelen también. A veces tanto o más que las de verdad…

Acabo de dejar un libro que me atrapó desde el mismo comienzo como muy pocos han conseguido hacer.

He tenido la suerte de conocerte personalmente y de que me contaras cosas de tu vida y tu lucha. Y cómo no… junto a ti tuve el privilegio de conocer a Vanessa, un ser único, con su incansable buen humor y su determinación por mejorar la situación de otros niños con dificultades. Esa determinación que tan sólo podía heredar de una madre como tú. Leí “Lágrimas de cristal” y os he seguido desde hace años. Todo esto me preparaba para la lectura de un relato que pensé sería algo más o menos conocido, que no me sorprendería. No podía estar más equivocada…

Llegados a cierta edad, todos tenemos muchas historias que contar en nuestra biografía. Historias bonitas, buenas, otras malas, increíbles… Historias que nos dan fuerza y alimentan nuestra autoestima, historias limitantes que hacen acto de presencia en la memoria con más frecuencia de la que quisiéramos… Pero al leerte, Marga, me asombro de que existan historias como las tuyas, todas juntas en una sola biografía, la de una mujer que no puedo dejar de preguntarme de dónde saca las fuerzas para no sólo sobrevivir en este mundo, sino para luchar por cambiarlo.

Albert Einstein dijo una vez que “los grandes espíritus” encuentran siempre la oposición violenta de los mediocres porque éstos no pueden comprender que no se sometan a los prejuicios heredados ni que usen honesta y valientemente su inteligencia. También dijo que las personas que siguen a la multitud no llegan más allá de donde llega ésta y que son las que caminan solas las que llegan a lugares donde antes no ha estado nadie.

Estoy convencida de que eres un espíritu de los grandes. Que por alguna razón pone la vida a determinadas personas en las más complicadas de las situaciones y no pone a otras. Que por esa misma razón las hace caminar solas, contra viento y marea, entrenándolas para enfrentase a lo que la vida les eche, sea lo que sea. Y así sé que tras todo ese entrenamiento al que te has visto sometida, no habrá objetivo que te propongas que se te resista. Y así sé que lograrás que por fin veamos una ley que defienda al más débil y mejore las condiciones de vida de los niños.

Espero y deseo que este libro llegue a muchas manos y toque muchos corazones como ha tocado el mío. ¡Mucha suerte Marga! ¡Un gran abrazo para ti y para Vanessa!

Rosina Uriarte

Anímate a leer “Cicatrices del Recuerdo”, entra aquí: "Cicatrices del Recuerdo"


domingo, 25 de junio de 2017

PRINCIPIOS BÁSICOS DE NEURODESARROLLO INFANTIL



Una vez más, María Jesús López Juez vuelve a regalarnos sus conocimientos sobre el neurodesarrollo infantil y lo hace como ella bien sabe: con sencillez y claridad. De forma que todos podamos comprender cuestiones tan cercanas, y tan complejas a la vez, como es el funcionamiento cerebral.


“Principios Básicos de Neurodesarrollo Infantil” se suma a la lista de “los imprescindibles” para quienes tengamos interés en conocer cómo se desarrollan nuestros niños y cómo y por qué funcionan como lo hacen.

domingo, 18 de junio de 2017

NADA EN LA VIDA DEL BEBÉ RECIÉN NACIDO TIENE SENTIDO, SI NO ES DESDE EL PUNTO DE VISTA DEL CUERPO DE LA MADRE



El martes asistí a un seminario con el doctor Nils Bergman, experto en neurociencia perinatal.
"Comadrona en la ola" nos ofrece un artículo muy completo sobre lo que habló Bergman en otro de sus encuentros dentro de la gira que está realizando por varias ciudades.
Aquí fue en Erandio, en el centro Maternaly.
Aprovecho para dejaros una foto que tuve la suerte de tomar con Nils Bergman, todo un orgullo!
Nils Bergman con Rosina Uriarte

Y por supuesto, el artículo:

NADA EN LA VIDA DEL BEBÉ RECIÉN NACIDO TIENE SENTIDO, SI NO ES DESDE EL PUNTO DE VISTA DEL CUERPO DE LA MADRE

Publicado en "Comadrona en la Ola"

Hoy he tenido la suerte de asistir a un seminario sobre Neurociencia y Epigenética del Nacimiento, impartido por el médico experto en neurociencia perinatal, Nils Bergman. La plataforma Salud Mental Perinatal Terra Mater lo ha hecho posible. Su formación, dirigida por Ibone Olza, psiquiatra infantil, especializada en salud mental perinatal, es un viaje hacia uno mismo. Sólo desde ahí podemos mejorar como profesionales en la atención, el acompañamiento y el servicio que ofrecemos. El seminario contó además con la traducción simultánea de Kika Baeza, médico e IBCLC. ¡Un lujo! Hacia una atención integral y respetuosa de las familias, las mujeres y sus bebés. Salimos todos tocados, emocionados, reflexivos. Mi más profundo agradecimiento a Nils y Jill B. Isabel, Ibone y Kika por la vivencia que tuvimos. 
Sería imposible poder transmitir todo lo que Nils Bergman ha condensado en 7 horas. Pero me gustaría lanzar la idea de cómo desde la más pura Biología, debemos respetar, no interferir y proteger lo que la naturaleza tiene meticulosamente diseñado. No hacerlo, tiene consecuencias tan grandes como determinar la salud y el desarrollo para toda la existencia. La buena noticia, es que es tan fácil como dejar que madres y bebés se conozcan sin molestarles, sin interrumpir. Sin separar, sólo por si acaso.
En cuanto a partos y bebés prematuros, cambiar de una vez el paradigma actual, centrado en los profesionales de salud y protocolos hospitalarios, por CUIDADOS CENTRADOS EN LA FAMILIA. Aún con más necesidad. Estas imágenes pertenecen a otra manera de trabajar en una UCI neonatal. Nils y Jill Bergman acompañan a un bebé nacido de manera prematura. El bebé recibe todos los cuidados que la medicina le puede brindar para su supervivencia. Pero en lugar de hacerlo en una incubadora, los cuidados se realizan sobre su madre. Este es el cambio de paradigma: los mejores resultados se obtienen en contacto piel con piel.
Como sabemos, el parto sano, fisiológico, al que se permite la danza neurohormonal sin interrupciones empodera a la mujer que pare. La razón no es otra que la ecología del nacimiento que en última instancia, permite la supervivencia de la especie. La madre, rebosante de oxitocina está preparada para defender y sacar adelante a su  cría gracias a esta potente hormona. El tipo de parto afecta la salud del recién nacido de por vida. Al nacer, el bebé espera ser amado y poder amar. Nace con capacidad de dar. La oxitocina y estar en su madre, sobre su madre, es el medio, el mecanismo por el cual lo consigue.

Aquí podrás encontrar artículos relacionados con la Estimulación Temprana y el desarrollo neurológico infantil. Sobre la importancia de que el desarrollo sea el adecuado y cómo podemos, a través de la Estimulación, ayudar al niño para que así sea. Cualquier déficit en el desarrollo es susceptible de acarrear desórdenes de atención, relación y comportamiento.

Una vez que surgen este tipo de problemas será necesaria una estimulación más que "temprana", de tipo terapéutico. También podrás leer sobre este tipo de estimulación en este blog. La encontrarás bajo el término de "organización neurológica".